AGENDA PÚBLICA

AGENDA PÚBLICA

Ni la uña, ni la tierra: Américo

Por Salvador Leal Luna


No cada duda que los colores llegan para quedarse, luego de que el actual senador “dizque” de MORENA, Américo Villarreal Anaya, no deja ser parte de ello, porque creció, vivió y comió del Partido Revolucionario Institucional toda su vida. Hoy es representante popular federal, no por convicción, sino más bien por la invitación que le hizo, el predicador de México, Andrés Manuel López Obrador.

En su vida, nunca mostro sus capacidades de político, sólo las de doctor, pese a que su padre que tuve el privilegio de conocerlo, era otra cosa. Además, fue gobernador del Estado, lo considero uno de los mejores y por el PRI. Por eso, digo y creo que no tiene, ni la uña, ni la mugre de padre.

Hay que decirlo que fue candidato y senador de MORENA, no por sí sólo, sino por la marca. Porque hasta el momento ha quedado a deber, no solo a los mexicanos, a los tamaulipecos, sino a los Victorenses, al nunca denunciar en tribuna las injusticias de un Ayuntamiento panista, que se pasó por el arco del triunfo la Constitución de México y él; es decir Américo, esta donde se respetan las Leyes de esa Carta Magna.

Por lo tanto, hoy lo traen dentro de este Movimiento de Regeneración como un posible candidato a ese puesto en el Estado. Cuando su trabajo legislativo de carácter federal ha sido más que nulo, sólo se ha ido a pasear al senado de la república, junto a los demás senadores de Tamaulipas.

Además, su trabajo, también ha sido oscuro. Hoy está por rendir un informe de labores legislativas, donde sin duda, habrá de adorar al predicador de México, López Obrador, dejando de lado la desgraciada pandemia, Donde tampoco, ha sido para ayudar a los tamaulipecos, más bien, su sueldo que es pagado con recursos públicos, lo usa para publicitarse con espectaculares y encuestas políticas, donde dicen que va arriba.

Esto, es una esencia priista y que no ha podido quitarse de sus acciones personales, al igual que, Erasmo Robledo, un priista, convertido en diputado federal de MORENA y que viven de los recursos públicos nada más. Nunca han estado para servir, sino para servirse.

Por lo tanto y dentro de ese Movimiento de Regeneración Nacional, se habla de “HONESTIDAD”. Sería prudente que este senador, Villarreal Anaya, pidiera licencia definitiva, para que así con su alma en pena, recorriera y pagara todos sus espectaculares, como las encuestas, además del mentado informe de labores legislativas. Creo que sería lo más justo. Esperemos que lo haga.

Sin duda fue doctor y estuvo en cargos de Salud en sexenios del PRI, pero nunca se le vio, en ese Movimiento Nacional de Regeneración, cuando el predicador de México andaba recorriendo el país con esa bandera. Tampoco ha dicho si es militante activo de ese partido o está ahí, por así convenir a intereses, lastimando a quienes, tuvieron que tronar, no sólo cuetes, sino también recoger las varas en la construcción de ese movimiento de este predicador que maneja al país y que es; Andrés Manuel López Obrador.

Creo que hasta hoy no se ha conducido con honestidad, como los demás que quieren ser candidatos a gobernador por ese instituto político, porque algunos, no han renunciado a los cargos públicos y otros, tampoco han pedido licencia definitiva a sus curules legislativos, como del que estamos hablando.

Además, y a manera de experiencia, los doctores no saben gobernar, ahí tenemos al inútil de Xicoténcatl González Uresti, aquí en Victoria. Por eso, no tiene la ni la uña, ni la tierra de su papa. Villarreal Anaya.

Por hoy es todo.

HASTA LA PRÓXIMA.

Correo Electrónico.

[email protected]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here