La maldición del limpiaparabrisas

Por J. Dávila

Ciudad Victoria.- Lo que parecía ser una excelente inversión para su vida, se trasformó en un verdadero dolor de cabeza para un joven limpia parabrisas quien después de sacar una motocicleta fiada en Elektra, ya ha tenido dos accidentes en menos de 6 meses.

El primero de ellos se registró el pasado 27 de Febrero del presente año, en el 17 Doblado, muy cerca del Paseo Méndez.

En esa ocasión, este limpiavidrios que labora en el cruce de la Calzada y el Eje Vial regresaba de la Presidencia Municipal después de sacar el permiso para seguir trabajando en la calle.

Iba acompañado de otro compañero en su flamante motoneta, la cual había adquirido un mes atrás a pagos chiquitos en Elektra.

Se desplazaban por el 17 cuando una Cherokee cruzo por la calle Doblado sin hacer el debido alto.

Producto de la maniobra, se estrellaron en el lado izquierdo de la unidad, que rápidamente emprendió la huida.

Personas que vieron a los dos limpiaparabrisas en el piso, llamaron al 911 y pidieron apoyo de los paramédicos.

Casi cinco meses pasaron de ese accidente, cuando este joven, de nueva cuenta tuvo un incidente que lo dejo herido a él y a su familia.

Iba con su pareja y sus dos hijos menores circulando por la calle Hidalgo, en la misma moto que aún tiene daños del primer choque.

Fue en el cruce con la calle Siete, que al virar a su derecha, lo hace demasiado rápido y pierde el control.

Después de avanzar unos metros en zig zag, finalmente el muchacho «aterriza» junto con su familia en el asfalto.

A diferencia de aquella ocasión, esta vez sí tuvo que ser trasladado a un hospital junto con uno de sus hijos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here