EL PATINADERO

 

Juan Antonio Montoya Báez

Tuercas oxidadas

 

Bien dicen que nadie se va por voluntad, ninguno de los Secretarios que dejaron el sexenio lo hizo porque así conviniera a sus intereses, simplemente les pidieron la renuncia para que se marcharan a su casa o encomendarles algunas responsabilidades, pero realmente son raras las excepciones.

Algunas de ellas, son la de diputados locales, como GERARDO PEÑA, quien abandonó la Secretaria de Bienestar Social o ARTURO SOTO ALEMÁN, quien dejó la Subsecretaria de Ingresos, por instrucciones del tercer piso.

Pero, también se dieron salidas obligadas como la de  LIDIA MADERO, quien dimitió de la Secretaria de Salud cuando apenas iniciaba el sexenio por equivocaciones que cometió. No le aguantaron mucho y fue una de las primeras en marchar.

Recientemente se registró la salida de colaboradores de primera línea del actual mandatario, como parte de la limpia o reacomodo que inicio en su gabinete.

Una de las salidas más sorpresivas para algunos, pero muy comprensiva para los allegados al tercer piso fue la de VÍCTOR SÁENZ de la Secretaria Técnica, pues ejercía un poder muy importante basado en la confianza otorgada desde el tercer piso.

Tras su salida no ha pasado nada, parece que no lo perdonaron y sigue confinado a su casa, esperando ver si se reacomoda y le permiten alguna jugada que le apruebe regresar al menos como candidato a diputado local.

La última y más reciente escapatoria fue la del Contralor MARIO SORIA LANDEROS, un personaje que al principio del sexenio prometió mucho, pero olvido demasiado y su ceguera ante la corrupción finalmente le costó la cabeza.

Como Contralor dejo mucho por hacer, quizá no le dieron permiso  o lo peor fue que  no pudo reunir los elementos para demostrar la culpabilidad de los peces gordos y solamente persiguió charales cuyos pecados apenas si valían los papeles de los requerimientos que les fueron enviados.

Hoy llega CARMEN ZAPEDA HUERTA como nueva Contralora y quizá valga la pena darle un voto de confianza a su trabajo.

Hay muchas cosas por delante, como el espantoso saqueo en algunas dependencias, como es el caso de la Comapa Victoria y nadie le tiene miedo al gato que nunca consumió ratones.

En el cierre de la misma semana otra vez recobró fuerza el rumor sobre la renuncia de otro Secretario, como es el caso de GLORIA MOLINA en Salud, pues la dama ha sido urgida para recomponer los problemas que se viven en el sector.

Esta dependencia impacta en el ánimo popular, si el servicio de salud es bueno, existen sensibles comentarios, es una sembradora de acciones y de votos, por lo que la atención siempre esta puesta en las acciones del sector.

Seguramente el gobernador ya tiene una evaluación en Salud, pues los movimientos que realiza en su gabinete son consecuencia de ese examen que aplica y da la salida de quien considera no fue útil a su proyecto y más cuando vienen tiempos de decisiones políticas y pedir el refrendo ciudadano.

De ahí la importancia, de que como en el caso de la Secretaria de Educación, los próximos nominados a dependencias de trascendencia social sean al menos conocedores del panorama tamaulipeco para que puedan colaborar y abonar a su proyecto transexenal.

Fueron demasiados años de lucha como para tirar todo por la borda, los compadrazgos ya se pagaron y con creces con la primera mitad del sexenio y francamente algunos no supieron aprovechar la oportunidad que recibieron.

Son lapsos de ajustes y definitivamente las tuercas oxidadas tienden a quebrarse.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:

patinadero@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here