HUMO BLANCO

QUE NADIE SE ESPANTE

Por Clemente Castro González


Se entiende que a la actual administración federal no le será fácil echar andar su plan de gobierno porque es más bien complejo tratar de hacer las cosas diferentes en un país en el que sobresale el autoritarismo.

Es más, lo que se plantea llevar a cabo, entiéndase enmiendas a la Constitución,  ha merecido férrea resistencia de parte de los institutos políticos opositores representados en el Congreso de la Unión.

Para empezar la Ley de Remuneración Federal de los Servidores Públicos pero igual otras iniciativas como la de dar marcha atrás a la Reforma Educativa.

De hecho los opositores a la nueva gestión que encabeza ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, en lo específico los Partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN), al igual que algunos guías de el Revolución Democrática (PRD), hablan de que estamos ante tendencias  centralistas que obedecen a la voluntad de un liderazgo y, por tanto, no se escucha a las voces discordantes.

Por supuestos que los contrarios al organismo en el poder están en su derecho de alzar la voz y plantear los escenarios que juzguen pertinentes. Sería lamentable que se quedaran callados ante algo significativo.

Aunque igual deben entender que el voto mayoritario de los ciudadanos no los favoreció, en las elecciones pasadas, al grado de que su representación en la cámara de senadores y diputados es minoría.

Tampoco les fue bien en cuanto a la Presidencia de la República y eso no es cosa menor en un país como el nuestro cansado de más de los mismo.

Lo que se entiende es que los electores optaron por un cambio, que se perfiló en base a una serie de propuestas que, en su momento, se hicieron públicas.

Significa que si desde el ejecutivo federal y el Congreso de la Unión se llevan a cabo actos de congruencia con la oferta que se manejó no se estaría actuando al margen de la voluntad del grueso de los electores que hicieron saber su determinación en las urnas.

Pésima señal mandarían desde el gobierno y el legislativo si, de buenas a primeras, olvidan la oferta que los llevó a la situación de mando que ahora ostentan.

Ello a condición de no avasallar a los adversarios y eso implica que se de el pleno ejercicio de la Liberad de Expresión.

Será mejor habituarnos a otras maneras de gobernar, que regresar a la simulación y los acuerdos en lo oscurito del gobierno con los grupos de interés para que generar la percepción de que nos movemos dentro de la “sana normalidad”.

Sucede que nos han vendido la idea de que los conflictos no son sanos  y deben evitarse dado que puede llevarnos al caos.

Pero hay otras posturas que, al contario, sostienen que lo mejor es ventilar los desencuentros para que los representados puedan tener elementos de conocimiento y juicio sobre los asuntos que se dirimen y sus posibles soluciones.

De ahí que no tiene porque verse extraño lo que sucede con el poder judicial, cuyos integrantes se niegan a bajar sus remuneraciones que, a decir de los promotores de la Ley en mención, son desproporcionadas.

Incluso no tendrá  por qué satanizarse que panistas, priistas, perredistas y hasta del Movimiento Ciudadano (MC), hagan causa común con ministros, magistrados y jueces.

En contraparte, no tendría  por qué resultar incómodo para nadie que desde el poder legislativo y ejecutivo se hagan señalamientos críticos a lo que se considera una élite de beneficiarios del presupuesto.

A estas alturas no cabe rasgarse las vestiduras si se escucha la voz de organismos no gubernamentales y datos oficiales en los que se asegura que en México el 99 por ciento de los casos de delitos permanece en la impunidad y el 30 por ciento de los reclusos no han recibido sentencia. Simple y sencillamente son datos contundentes.

Lo que se asegura es que los juzgadores son ineficientes según representantes de organismos de derechos humanos, por ejemplo FERNADO  RÍOS y ANTONIO LARA, los cuales coinciden en tal afirmación acorde a una cita que hace un periódico de circulación nacional.

El punto es que el choque entre poderes no se salga de los causes y que, en buen plan, se actúe en base al derecho y la justicia.

Buen tema para los jurisconsultos.

AL CIERRE

EL programa de comparecencias de la terna de aspirantes al cargo de  Fiscal General de Justicia en el Estado se desahogará éste viernes en el Congreso tamaulipeco.

De ésta manera serán recibidos por los representantes populares CALUDIA JANET GÁMEZ ORTIZ, IRVING y DANIEL ALBERTO VRGAS CORTÉS, los cuales fueron citados a las 10:00, 11:00 y 12:00 horas en forma respectiva.

Los integrantes de la terna enviada  por el gobernador, FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, asistirán ante los integrantes de la Comisión de Justicia que preside la panista TERESA AGUILAR GUTIÉREZ.

Los diputados también emitieron la convocatoria para a el o la responsable de la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas.

El documento emitido, de acuerdo a un comunicado esta dirigido a colectivos de víctimas, personas expertas y organizaciones de la sociedad civil especializa en éste tipo de asuntos.

Cabe señalar que la citada Comisión tendrá que entrar en funciones el 13 de febrero del 2019.

A propósito, los diputados ya recibieron el paquete fiscal que habrán de aprobar y, en su momento, ajustar con lo que marque la federación.

El Cabildo de Victoria, recién aprobó descuentos del 100 por cientos en recargos del pago del predial del 2018 y años antes así como un 50 por ciento a multas de tránsito que están fuera de plazo de dicho descuento.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here