HUMO BLANCO

HUMO BLANCO

DEL DICHO AL HECHO

Por Clemente Castro González


Los buenos augurios para que se diera un proceso electoral apegado a la civilidad están cercanos al fracaso.

Ello debido a que persiste la llamada guerra sucia y si bien los árbitros de la contienda se asumen neutrales, sus acciones para meter orden en base a la aplicación de la ley, son tibias y lentas.

Al respecto, voces de actores políticos cuestionan la imparcialidad del Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM) y del Instituto Nacional Electoral (INE), porque no atienden ni actúan con la misma celeridad cuando las denuncias vienen de opositores que cuando se trata de recursos interpuestos por partidos que respaldan el proyecto político de el grupo en el poder en el estado, entiéndase PAN, PRI y PRD.

Tampoco ayuda a bajar el nivel de confrontación la postura del gobierno de la entidad y menos el activismo inusual de la Fiscalía estatal y en especial la Anticorrupción y la que atiende los delitos electorales.

Porque su actuar contribuye a crear la percepción de que se están utilizando las instancias de procuración de justicia para amedrentar a los opositores e incluso llevándolos a la cárcel.

A esa percepción contribuye la actitud de el Jefe del Ejecutivo estatal, FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, al dirigirse a los adversarios para advertirles que “no se va a dejar” y que para todos tiene.

Como ya lo expresamos en una colaboración anterior, cierto que al mandatario le asiste el derecho de réplica pero una cosa es hacer las aclaraciones pertinentes y otra aprovechar la circunstancia para amagar a los opositores.

Así lo entendieron los aludidos e hicieron la denuncia pública para expresar que se estaba dando una elección de estado y que, desde el gobierno, se utiliza a la Fiscalía en su contra.

Lo anterior podría haberse interpretado como parte del discurso que se maneja en una contienda competida para hacer ver mal a los rivales, políticamente hablando, pero lo que acaba de ocurrir podría darle la razón a los quejosos.

Si bien la detención de VIRGINA NADIA G. y JOSÉ ALFREDO S. , que tuvo lugar el pasado viernes en Reynosa, no necesariamente es parte de un mismo entramado, al ver el caso en la perspectiva de lo que sucede y de las implicaciones electorales, se filtra la duda.

Y es que la detenida es ni más ni menos que alguien que fue la asistente del empresario SERGIO CARMONA ANGULO, asesinado en fechas recientes en Nuevo León.

Se supone que VIRGINIA tiene información privilegiada de la relación que habrían tejido los hermanos CARMONA con personajes de Morena, en las pasada contienda electoral.

Pero no solo eso, ya que las empresas de los aludidos tuvieron buena atención por parte del gobierno de la entidad de donde obtuvieron jugosos contratos, entre otras dependencias de la Secretaria de Salud, a cargo de GLORIA MOLINA GAMBOA.

A la detenida, según información de la Fiscalía, se le acusa de cohecho pero su aprehensión, junto a su acompañante, se dio en caliente disque debido a una denuncia anónima sobre personas armadas circulando en calles de Reynosa.

De ahí que policías los interceptaran y fueron detenidos en flagrancia al llevar “armas” y bolsas que, en apariencia, contenían droga.

El tema es que si nos vamos al plano de los aspectos del poder, la mujer es objetivo por lo que sabe; por documentos que podría tener y por lo que podría decir.

Al que también se llevaron a la cárcel el viernes es al dirigente de la Sección 51 del Sindicato de Salud, ADOLFO SIERRA MEDINA, acusado de delitos electorales.

Si bien el guía de trabajadores logró dejar la cárcel al siguiente día, ya sintió el acalambre y habrá que ver si lograron amedrentarlo.

Lo que se documenta es que SIERRA MEDINA es uno de los líderes l que apoyo al entonces candidato, GARCÍA CABEZA DE VACA, para que se diera la alternancia en Tamaulipas pero que, desde hace tiempo, dejó de confiar en la administración panista y se paso al lado de Morena.

Igual en Victoria estuvo a nada de correr similar suerte OCTAVIO LEAL MONCADA, junto a dirigentes de grupo Pedro José Méndez, pero lograron evadir a policías investigadores y se refugiaron en Hidalgo, que es donde se ubica centro de mando de su agrupación.

Cabe apuntar que el personaje en mención es parte de la lista de los que apoyaron los “vientos de cambio” pero en la actualidad dieron su respaldo a la candidatura común de AMÉRICO VILLARREAL ANAYA.

En realidad la lista negra es larga e incluye a legisladores, alcaldes y dirigentes que se presumen inocentes pero que la Fiscalía ya le tiene su carpeta de investigación.

Ante lo que acontece, la presente semana será especial ya que se esperan ruedas de prensa, posicionamientos y denuncias. Y, sin lugar a dudas, reacciones.

Esperemos que prive la cordura y no se jale de más la cuerda para no subir en la escala de lo extremo.

AL CIERRE

Los candidatos más adelantados hicieron labor proselitista este fin de semana en Reynosa.
CÉSAR VERÁSTEGUI OSTOS, de la alianza PAN, PRI y PRD, sostuvo varios actos, entre ellos con la estructura de su partido acompañado del dirigente nacional, MARKO CORTÉS MENDOZA.

Por su parte, AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, de Morena, PVEM y PT, hizo lo propio en varios eventos a los que acudieron personajes como el Canciller MARCELO EBRARD CASAUBON.

En cuanto a ARTURO DIEZ GUTIÉRREZ NAVARRO del MC, se le ubico en Matamoros, éste domingo.

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí