AGENDA PÚBLICA

AGENDA PÚBLICA

La consigna y el capricho se cumplieron

Por Salvador Leal Luna

Pese a no haber sido una jornada cívica con altura de miras, como muchos deseaban. Lo que, si fue que la consigna y el capricho de ya sabes quién, se cumplieron, porque con esta cantidad paupérrima de votos, se ratificó al predicador de México, en la Catedral del Palacio Nacional, donde y desde su homilía, nos seguirá llevando al “despeñadero” a los mexicanos.

Con casi 15 millones de votos, la mitad de los 30 millones que saco, cuando fue electo, no presidente, sino predicador de México, se indica que para el 2024, lo habrán de querer reelegir, ya que desgraciadamente se habla de ello y esto, es lo que ocasiona, cuando alaban a un predicador como ya sabes quién.

Por lo pronto, se queda, porque la consigna de sus fanáticos fue esa, pese a que fue electo para seis años, tal y como la marca la Constitución de México. Pero, este dizque revocación de mandato, quedará no para la historia, sino para el olvido de mexicanos que ven como un don nadie maneja el país a su antojo y a caprichos personales.

En tanto, el costo de este ejercicio, no fue al salario de él como predicador de México, de sus funcionarios federales, representantes populares, sean municipales, estatales o federales, gobernadores, alcaldes, regidores o síndicos, sino a costillas de los impuestos de miles de mexicanos a quienes, los tiene con la pata en el pescuezo y con el grito en el cielo, luego de que la gasolina que prometió bajarla a 10 pesos, hoy su gobierno de cuarta, la tiene por las nubes; es decir incansable, no se diga los precios de los productos de la canasta básica, eso, no es tema o mejor dicho no le “importa” a este sujeto de marras.

Creo que estos temas y otros, como el desempleo, la falta de inversión, la inseguridad galopante, debieron ser los temas; es decir para llevar a cabo la revocación de mandato y no para ratificarlo en el puesto y que es por seis años. Ya lleva cuatro, falta menos y se vaya al rancho “La Chingada” que heredo de sus padres y que está ubicado en el Estado de Chiapas, que tiene un costo de varios millones de pesos. Esta pobrecito, el predicador de México.

Mientras la consigna y el capricho, lo cumplió que seguir estando en los escenarios políticos del país, así como ayudar a su partido, como a los seis candidatos a gobernador que habrán de ser electos este año, donde Tamaulipas, no queda atrás y esto de la revocación de mandato, sirvió para eso y nada más.

Los que votaron por este personaje, fue para que sigan los aumentos en las gasolinas y el diésel, como los productos de la canasta básica en el país, de esto nadie dice nada, por el contrario, no se diga los asesinatos en el territorio nacional y otras tantas calamidades que se siguen dando en esta trasformación de cuarta.

+ No me voy a “rajar”. AVA.

Por fin y después de mucho tiempo, escuche al junior priista y candidato a la gubernatura por la coalición, “Juntos Haremos Historia”, Américo Villarreal usar una palabra, fuera de su léxico, donde no me voy a “rajar”, soy hombre de palabra y de dar resultados.

Esto, se dio en una conferencia de prensa, donde se le pregunto sobre la guerra sucia y las encuestas, además del tema trillado de la revocación de mandato. Sin embargo, este léxico poco se le había escuchado a esta persona al menos en lo que fue la precampaña y ahora la campaña, hoy lo dijo, como candidato a ese puesto de elección popular.

El léxico de los candidatos a gobernador en Tamaulipas, está siendo tema, ya que el candidato de la coalición “Va por Tamaulipas”, César Verástegui Ostos, es un lema de campaña, Tam con madre, además, lo hace folclórico en sus eventos, todo porque es de rancho.

Mientras, el otro candidato, Arturo Diez, no le hace mucho ruido a eso, solo mataTamaulipas. Como slogan de campaña, pero no se le da, debido a que este sujeto nació en cuna de seda, por lo que será difícil que use ese léxico, pese a que lo piense.

Los léxicos, pueden que jueguen en esta campaña política, porque en las ciudades, no es muy común, pero en los ejidos y rancherías del Estado, suelen ser a diarios. Por lo que veremos en estos días el comportamiento de las palabras de estos tres mosqueteros que buscan la silla que dejará, Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

Por lo pronto, no me voy a “rajar”. AVA.

Por hoy es todo.

HASTA LA PRÓXIMA.

Correo Electrónico.

[email protected]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí