EL PATINADERO

EL PATINADERO

El sello del poder 

Por Juan Antonio Montoya Báez


Que tan importantes son los estudios profesionales para ejercer una responsabilidad, muchos podrían decir que no lo tiene, mientras se tenga la capacidad de realizar su función, pero otros piensan que debe tener el perfil profesional para realizar su trabajo de la mejor manera.

Consideramos que los estudios son de suma importancia al menos en el servicio público, pues tienen en sus manos una responsabilidad que deben ejercer para todos los ciudadanos. Claro, esto no es garantía, pues hay algunos que hasta con doctorados y maestrías fueron un fracaso.

Son pocas las personas que llegan con altos cargos sin tener título, por ejemplo, recordamos JAVIER VILLARREAL SALAZAR, quien fue alcalde de Mante y Secretario de Finanzas con TOMÁS YARRINGTON sin que existieran complicaciones, cumplió con su responsabilidad.

De ahí en fuera, no recordamos casos exitosos, más bien desastrosos de funcionarios que no pudieron con la responsabilidad.

Apenas hace unas horas inició un escándalo que involucra a la actriz YALITZIA APARICIO MARTÍNEZ, quien se ostentaba como maestra, pero descubrieron que no tiene ningún título.

La actriz que se hizo famosa por ser la sirvienta en la película “Roma” de ALFONSO CUARÓN, simplemente no tiene cédula profesional y como tiene demasiados personajes que no la quieren, la demolieron en las redes sociales.

Ella no ejerce como maestra, pero la atacaron por mentir al presumir una profesión que nunca ejerció al no contar con los estudios. En cualquier posición de la SEP nadie puede ser contratado sin contar con la cédula profesional.

Hoy es falta de preparación académica se nota por ejemplo en el Congreso del Estado, donde algunos diputados locales a duras penas tienen la secundaria. Llegaron a un cargo para el cual no estaban preparados y están muy lejos de defender a los ciudadanos que supuestamente representaban.

Revisando los curriculares de los diputados nos encontramos que diputados que tienen la secundaria y otras si acaso terminaron la preparatoria.

Increíblemente son las mujeres las que llegaron con menos preparación a los cargos, casi todas recibieron el premio por la vía plurinominal.

Por ejemplo, la panista MIRNA EDITH RAMÍREZ ANDRADE, cuenta con preparatoria trunca; GABRIELA REGALADO FUENTES, quien cuenta solamente con Cbtis; LETICIA VARGAS, quien cuenta con Cecati o JUAN OVIDIO GARCÍA, quien solamente tiene la Preparatoria.

Algunos de ellos presumen que cursan la licenciatura, pero sus nombres no aparecen en el sistema de la página del Buho Legal, donde quedan registradas todas las cedulas profesionales que emite la SEP, como la de GUSTAVO ADOLFO CÁRDENAS GUTIÉRREZ, quién si aparece con su título de Licenciado en Administración de la UAT, no fue tan burro si termino la universidad.

Los casos no son aislados, póngase a cruzar los nombres de algunos alcaldes y se dará cuenta que no tienen las licenciaturas que presumen, pero lograron convencer al electorado de su capacidad.

No se trata de que si tienen o no la profesión, lo que importa es si mienten o no, eso es lo que no se perdona. Además de los resultados que entregan.

Crucé nombres en Búho Legal y las sorpresas serán mayúsculas. Los políticos y los candidatos buscan un sello de poder, hablar de maestrías, especialidades y licenciaturas, es un camino que les da conocimiento y respeto. Lo malo es que cualquiera puede descubrirlos.

Pueden quedar peor que aquella actriz de ALFONSO CUARÓN, quien fue descubierta en sus propias mentiras.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:

[email protected]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí