DEL ABOGADO AMIGO

DEL ABOGADO AMIGO

La sujeci贸n a la cr铆tica es inseparable del quehacer pol铆tico

Por Luis Torre Aliy谩n


Hoy que ha estado en boga el tema de Loret y Amlo, sin 谩nimo de ponerme en un lado o en otro con responsabilidad comparto mi criterio (solo bajo la perspectiva de la libertad de expresi贸n, ya que dicho tema es analizable desde los rubros pol铆tico, fiscal, y hasta penal).

En marzo de 2013 la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Naci贸n, resolvi贸 un asunto en donde puso en la mesa los l铆mites de la libertad de expresi贸n a la luz del 鈥渟istema dual de protecci贸n鈥.

驴Qu茅 es esto? Bien, seg煤n dicho sistema los l铆mites de cr铆tica son m谩s amplios cuando 茅sta se refiere a personas que por dedicarse a actividades p煤blicas o por el rol que desempe帽an en una sociedad democr谩tica, est谩n expuestas a un control m谩s riguroso de sus actividades y manifestaciones que los particulares鈥

Ya que, dict贸 hace casi 10 a帽os la Corte, en un sistema inspirado en los valores democr谩ticos la sujeci贸n a esa cr铆tica es connatural a todo cargo de relevancia p煤blica.

Incluso, la propia Corte Interamericana de Derechos Humanos (en los casos Herrera Ulloa Vs Costa Rica y Kimel Vs Argentina) gener贸 el precedente de que este umbral diferente de sometimiento al escrutinio de la sociedad en su privacidad no ser谩 permitido durante toda su vida sino que dicho umbral de tolerancia debe ser mayor mientras realicen funciones p煤blicas.

Claro, esto no quiere decir que la proyecci贸n p煤blica te prive de tu derecho al honor, sino que el nivel de intromisi贸n admisible es mayor, siempre que dichas intromisiones guarden relaci贸n con temas de relevancia p煤blica.

Por si fuera poco, tiempo despu茅s la propia Primera Sala de la Suprema Corte se帽al贸 que para el criterio que explico en p谩rrafos previos no solo eran 鈥減ersonas p煤blicas鈥 aquellas que efectivamente estaban ya 鈥渟entadas鈥 en su cargo, sino incluso tambi茅n los que aspiraban a un cargo, es decir, los precandidatos etc茅tera. N贸tese la tesis constitucional de rubro: 鈥淟ibertad de expresi贸n. Quienes aspiran a un cargo p煤blico deben considerarse como personas p煤blicas y, en consecuencia soportar un mayor nivel de intromisi贸n en su vida privada鈥.

De tal suerte que si un simple aspirante a pol铆tico es sujeto a tener un umbral de tolerancia m谩s alto en relaci贸n a los temas privados (personales/ familiares) no se diga el Presidente de la Rep煤blica.

En fin, para nuestro l铆der en el Ejecutivo considero no solo es momento de detenerse y tolerar la cr铆tica tal como ya lo expliqu茅 es su deber conforme a derecho, sino es tambi茅n tiempo de comenzar la autocr铆tica, para iniciar de mejor manera el cierre de su sexenio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqu铆