EL PATINADERO

EL PATINADERO

El contador que huyó 

Por Juan Antonio Montoya Báez


Unos le dicen “el contador”, otros le apodan “el licenciado”, pero en la vecina entidad tuvo en sus manos responsabilidades importantes.

Siempre el dinero es delicado, dicen que en buenas manos hace maravillas, en las equivocadas puede ser la llave a los peores vicios y fracasos.

En Tamaulipas, cuando EGIDIO TORRE CANTÚ ganó la gubernatura, no podía festejar.

El asesinato de su hermano RODOLFO lo mantenía preocupado, molesto, indignado y lleno de grandes desconfianzas, pero de antemano sabía que debería ponerse a trabajar en lo que sería su próxima administración.

No fueron pocos los que pidieron una entrevista para decirle los millones que invirtieron en la campaña y los compromisos que se habían hecho con RODOLFO.

Tal vez muchas de  esas supuestas deudas y compromisos fueron una mentira, después de todo su hermano estaba muerto y tenía razones de sobra para desconfiar de los colaboradores más cercanos de RODOLFO, pues no eran de fiar.

En el ajuste de cuentas, EGIDIO se deshizo de esos supuestos compromisos, a otros les pago parte de los deudas porque le demostraron de alguna manera que sí habían entregado recursos.

Sin embargo, en su caso se deshizo de muchos compromisos y los grandes inversores de la campaña se fueron decepcionados. Una lacónica respuesta a sus peticiones:

  • Ustedes perdieron dinero, yo perdí a un hermano.

    El licenciando o el contador enfrentaba una dura auditoría, pasada la euforia de la victoria y los grandes festejos, empezaron los ajustes y los pensamientos. Paso la hora de bailar, para empezar la hora de contar.

    Por su juventud lo habían menospreciado, le vieron plumas amarillas, pero atrás tiene un gallo muy jugado, pero el mismo pollo ya tiene espolones, demostró astucia e inteligencia, pidió a un equipo de su confianza una evaluación y salieron bailados.

    Malas cuentas del contador que llegó con una fuerte recomendación desde Tampico. Fueron muchos los implicados y pronto habrá expulsados.

    De los recursos que enviarán para fortalecer al PVEM mejor ni hablamos. Su líder estatal, MANUEL MUÑOZ CANO tendrá que rascarse con sus propias y largas uñas, las cuentas no salieron, sobraron las caras largas y muchos ánimos del desquite.

    El contador o licenciado tiene la culpa o al menos era el responsable de la colecta y la entrega de buenas cuentas.

    Solamente unos cuantos tamaulipecos se salvaron de la quema, ya veremos como mantienen intactas su buena relación y amistad en la vecina entidad.

    Ni todos son tan malos, ni todos son tan buenos, gran parte del éxito de la operación  se debe a los tamaulipecos, quizá simplemente no les quieran pagar y es mejor inventar las historias del contador que huyó con 65 millones de pesos.

    En tanto, CÉSAR AUGUSTO “El truco” VERASTEGUI OSTOS acaba de sumar al ex candidato a la alcaldía de Mante por el PVEM, el doctor RIGOBERTO HERNÁNDEZ CARBALLO, quien encabeza a la

    Asociación Civil Sanando a Mante AC., que es una asociación que ayuda a las personas que requieren de este apoyo en materia de salud.

    “El Truco», es el único que nos ha tomado en cuenta”, dijo tras reconocer que en pasadas contiendas fueron traicionados  por los dirigentes de MORENA, cerrándoles las puertas como asociación y como activistas políticos.

    “Originalmente, todos saben que busque  un espacio en el color guinda en la izquierda, porque así son mis ideales, pero ahí desgraciadamente fuimos traicionados”.

    El medico CARBALLO quizá de haber sido lanzado por Morena si hubiera ganado la alcaldía.

    Bueno, por hoy es todo.

    Adiós y aguas con los patinazos…

    Contacto:

    [email protected]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here