EL PATINADERO

EL PATINADERO

Estadísticas malditas

Por Juan Antonio Montoya Báez


La avaricia y ambición mueven los más siniestros intereses, motivan las peores acciones y desencadena actitudes reprobables que llenan de indignación.

Pero, más cuando se trata de lucrar con la muerte, es ahí en donde no entendemos, ni queremos comprender como se atreven a realizar este tipo de acciones.

Un caso se da con la señora GRISELDA BÁEZ ORNELAS madre de dos hijos desaparecidos, un caso sucedió hace 15 años, el segundo hecho data de hace tres años.

En ambos casos se puso la denuncia correspondiente y como en miles de expedientes no hay una solución, son una más de las estadísticas malditas que obran en los expedientes de desapariciones en fiscalías especializadas, que no avanzan en ningún sentido.

Eso se entiende y comprende en demasía, nadie puede ser ajeno al dolor de una madre que pasa por estas circunstancias, no hay nada más cruel en la vida que la incertidumbre, es doloroso no tener ni siquiera un cuerpo al que velar, llorar y visitar en una tumba.

Dicen que el tiempo, todo lo cura, lo mejora o lo pudre, como es en este caso, donde la madre de familia se dedicó a lucrar con la desaparición de sus hijos.

El nombre de la señora GRISELDA se encuentra hoy en expedientes de varias agencias de la Procuraduría de Justicia, pero no por la desaparición de sus hijos, si no por denuncias de extorsión, fraude, secuestro, golpes, entre otros delitos.

La dama en cuestión se dedica a sacar tajada con la desaparición de sus hijos, al exigir a las autoridades apoyos millonarios por la “búsqueda de sus hijos”.

BÁEZ se especializó en chantajear a los funcionarios públicos de diversas instancias por la desaparición forzada de sus hijos que ocurrió hace muchos años, con la amenaza: “si no me dan dinero para seguir buscando a mis hijos les hago un desmadre”.

Algunas madres de familias, compañeras de la lucha inicial, se deslindan de GRISELDA, por el hecho de su exigencia se desvirtuó.

Las madres tienen el objetivo de buscar a sus hijos, mientras que GRISELDA por medio de gritos y amenazas buscan dinero, lo que provoca poca credibilidad en sus demandas.

GRISELDA culpa al gobierno en ambos casos sin prueba alguna, con el objetivo de chantajear.

Los expedientes hablan de los hechos, el cinco de junio fue liberada una orden de aprehensión en su contra por delitos de golpes y violencia física, así mismo el 27 de noviembre del mismo año fue acusada por el delito de chantaje en el proceso 570-2008.

Por este comportamiento repetitivo y delictivo, organizaciones civiles y mamás de víctimas se deslindan de GRISELDA.
Nadie está en contra de la lucha por encontrar a sus hijos, se comprende su dolor, pero ya lo distorsionó.

Otro lamentable caso se da en el asesinato de KAREN, una esforzada madre, trabajadora incansable y bella mujer quien fue brutalmente asesinada en Matamoros y cuyo crimen debe ser investigado y sus asesinos castigados con todo el peso de la ley.

La indignación y protestas de los ciudadanos son válidas, pero cuando un partido político trata de sacarle raja política enviando a sus integrantes a encabezar protestas deben rechazarse.

La ambición de los partidos políticos, como es el caso del PAN municipal y uno de sus diputados locales, los lleva a organizar este tipo de protestas que manchan un movimiento tan auténtico como es exigir justicia para KAREN.

Los buitres que lucran con la muerte merecen el repudio ciudadano.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:
patinadero@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here