EL PATINADERO

El joven maravilla

Por Juan Antonio Montoya Báez


Fue niño prodigio en el sexenio de EGIDIO TORRE CANTÚ, mismo que inició con el pie derecho.

Como muchos políticos conoció a RODOLFO, pero no era de sus consentidos, menos de sus cercanos, si bien es cierto que colaboró en su campaña a la gubernatura, fue uno más de los soldados que participó desde el municipio de Nuevo Laredo.

El mismo se lo dijo a EGIDIO, cuando este lo recibió en las oficinas del 17, en su calidad de gobernador electo.

No llegó reclamando favores, ni cantando inversiones, simplemente pidió una oportunidad en su administración.
Sin conocerlo habló con vehemencia al gobernador electo, transmitió pasión de servicio y le escucharon, pero recibió la clásica respuesta: “nosotros le hablamos” y salió descorazonado.

Todos los políticos utilizan esas mismas palabras, quizá el mismo las uso en algún momento de su vida, pero se equivocó, le marcaron semanas después de las oficinas de EGIDIO, quien seleccionaba a sus futuros colaboradores con la condición que no fueran cercanos a su hermano RODOLFO.

Condición única no haber sido colaboradores cercanos de RODOLFO, pues todos los de su equipo cercano estaban destinados a ser congelados en su administración.

Inició como Subsecretario de Transporte, cargo que ocupó hasta el 2012, para después ser dirigente estatal del PRI, y convertirse en diputado local plurinominal y presidente de la Gran Comisión del Congreso del Estado.

Fue una de las estrellas del sexenio pasado, RAMIRO RAMOS SALINAS pudo ser candidato a la gubernatura, era una de las opciones de EGIDIO, pero la decisión se tomó en la ciudad de México.

RAMIRO siempre deseo ser alcalde de Nuevo Laredo, función que ocupó su esposa MÓNICA GONZÁLEZ, cargo que tuvo que abandonar al ser enviada como diputada federal, una responsabilidad que no deseaba, mucho menos buscaba.

“Pero que podemos hacer, cuando sólo somos la flecha y el cazador decide utilizarnos para alcanzar un blanco. Sólo tenemos que aceptar nuestro destino”, nos escribió de puño y letra en alguna ocasión.

MÓNICA fue presidente del PRI de Nuevo Laredo hasta hace algunos meses, cuando renunció al cargo cuando no pudo pagar salarios ni servicios básicos de las oficinas.

RAMIRO finalmente ayer decidió pintarse de azul y ahora presume con orgullo una camisa con ese tono en su página de Facebook.

No abandonó al PRI para irse al PAN, inició un nuevo papel como concesionario de Telcel. El joven maravilla del sexenio pasado seguramente conserva la idea de ser alcalde, aunque es complicada una victoria electoral, subió como la espuma, pero se perdió en el vaivén de las olas de la política.

La vida es gravitacional, siempre se busca subir, aunque la realidad busca colocarnos en el piso.

Ante el incremento de casos de Covid-19 en las ciudades de la frontera, el alcalde de Nuevo Laredo ENRIQUE RIVAS pidió a la ciudadania ser más estrictos en la aplicación de medidas higiénicas de prevención, restricciones y así frenar los casos positivos y defunciones.

“Cuidemos nuestra salud para que pronto todos volvamos a estar juntos sin la ausencia de algún familiar”, dijo.

RIVAS dijo que lo peor apenas viene para todo el país y sólo en Tamaulipas hay 4 mil 583 casos y 294 muertos, donde Nuevo Laredo registra un considerable menor índice de casos positivos de coronavirus en comparación de Reynosa y Matamoros.

La Secretaría de Salud dio a conocer que Nuevo Laredo tiene 490 contagios y 36 defunciones, Reynosa 927 y 77 y Matamoros 897 y 66, en cada rubro.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:

patinadero@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here