EL PATINADERO

Tambores de guerra

Por Juan Antonio Montoya Báez


Justo después de que el Gobierno Federal decretaba el semáforo naranja en Tamaulipas, los casos se dispararon en todos los municipios, particularmente en Matamoros y ciudad Victoria, donde redoblaron esfuerzos para frenar la pandemia de Covid-19.

El viernes por la tarde se tenían registrados 2 mil 953 casos, con 1683 activos, mil 086 recuperados con 184 defunciones.

El semáforo naranja no aplica, cuando en Matamoros se registran 649 casos con 183 en investigación, 240 recuperados y 55 defunciones. En ciudad Victoria, se da un reporte de 291 casos, 155 en investigación, 166 recuperados y once defunciones.

Sin embargo, para darnos cuenta de lo peligrosa que es la enfermedad resultó un brote de Coronavirus en la Casa Hogar San Antonio, que fue puesta en aislamiento después de que 4 enfermeras y 14 residentes dieron positivo a la enfermedad.

La directora del Sistema Dif Tamaulipas, OMEHEIRA LÓPEZ REYNA dijo que afortunadamente no tienen reportes de contagio en otros centros asistenciales en la entidad.

“Nosotros hemos sido monitoreados por el Dif Nacional en el mismo sentido, no tenemos ni un solo reporte de que en alguna casa tengamos otros casos”.

Por lo pronto aseguró que todas las instalaciones del Dif estatal se encuentran en constante monitoreo, cuidado y tomando todas las precauciones sanitarias en las áreas de estos lugares.

Adelantó que todo el personal será sometido a una prueba de Covid para descartar más contagios y aseguró que los trabajadores que dieron positivo serán colocados en cuarentena.

Este brote de la enfermedad hizo vernos la realidad en Tamaulipas, las condiciones definitivamente no son las mejores y es una bofetada que nos coloca otra vez en el color rojo.

Por eso la insistencia de las autoridades para mantenernos en casa, de respetar la sana distancia y todas las recomendaciones tan repetitivas.

El semáforo rojo más bien parece una decisión para meter en problemas a las autoridades estatales, que sufran presión del sector comercial y empresarial, además de la ciudadanía en general.

No fue un gesto de reconocimiento a la política de salud, sino una decisión de carácter político, donde será el Estado, el que asuma las consecuencias de cualquiera de sus decisiones. En cualquier camino puede perder, pero parece que la mejor decisión ya se tomó al privilegiar la salud de los tamaulipecos sobre cualquier indicación de bajar de guardia.

El brote en la Casa San Antonio fue detectado y controlado, pero sólo fue un golpe a nuestra realidad, estamos rodeado de Covid, con casos en aumento y decisiones contradictorias de los gobiernos. La enfermedad es un azote a cualquier expectativa de positivismo, cuando hay 103 pacientes luchando por su vida en los hospitales. El regreso a la normalidad debe ser siempre pensando en el semáforo rojo.

Esta semana, los diputados locales anduvieron muy activos con diversas propuestas que de alguna manera buscan impactar en el desarrollo de la entidad y el país.

En ese contexto, el grupo del PAN, encabezado por GERARDO PEÑA exhorto a la SHCP para que reconsidere la eliminación de los estímulos fiscales aplicables a la gasolina y al diésel en los sectores agropecuario y pesquero en junio del 2020, ya que esta medida es un retroceso perjudicial.

Esa hiperactividad también les alcanzó para lanzar exhortos a la alcaldesa de Reynosa, MAKI ORTIZ quien respondió puntualmente. Sonaron los tambores de guerra, nadie quiere perder y menos la doctora que no está manca.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:
patinadero@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here