EL PATINADERO

EL MATAMOSCAS

Por Juan Antonio Montoya Báez


La suerte en ocasiones es el principal factor en los triunfos de los participantes en el juego de la vida.

Sin embargo, para muchos el éxito es producto del trabajo y no de la suerte, las dos versiones pueden  ser factores importantes en el desarrollo de historias personales.

Algunos piensan por ejemplo que el legendario motociclista que realizó las acrobacias más espeluznantes y que venció a la muerte fue por cuestión de suerte, aunque resultó con serias lesiones en algunos de sus retos, finalmente murió por diabetes y fibrosis pulmonar. Suerte o trabajo, en ese vaivén vivió y falleció EVEL KNIEVEL.´

En algunas áreas de la administración estatal algunos funcionarios juegan la misma apuesta, todo a una mano y su permanencia se la dejan a la suerte.

El más claro ejemplo lo fue GERMAN PACHECO, quien dejo el ITIFE después de varios errores que le fueron perdonados. Era amigo y por ende lo midieron de manera diferente, pero tanto va el cántaro al agua hasta que se rompe.

En ocasiones parece que no hay quien levante la múcura del suelo y eso deben entenderlo todos los servidores públicos, pues por más cercanía y favores de los que se crean merecedores, son objeto de una evaluación y podrán darse nuevas modificaciones en distintas áreas de la administración estatal.

Tal parece que vienen otros movimientos, por lo que todos deberían de dejarle apostarle a la suerte y poner su destino en la forma de realizar la chamba. Trabajo mata grilla, pero algunos hasta el matamoscas les pesa.

En ese sentido, podríamos analizar el programa de la Escuela Tamaulipeca de Verano 2019 que fue diseñado con el ánimo de que los estudiantes nivelaran su situación académica y los más aplicados adelantarán materias.

El programa nació con la más bella de las ilusiones, por lo que la Subsecretaría de Educación Básica lanzó una convocatoria, ofreciendo un salario a los profesores y validez oficial a los estudios. Sin embargo no pasa ni una, ni otra cosa. Maestros y estudiantes se sienten ofendidos y burlados.

Los errores se pagan y son problemas llegan al escritorio del titular de la SET, MARIO GÓMEZ MONROY, quien soluciona conflictos creados por la incompetencia de algunos de sus colaboradores, que en su terca ambición suponen que creando aprietos alcanzarán una estrella al vender una solución.

En su momento, el ex titular de la SET, HÉCTOR ESCOBAR paso un reporte de las traiciones que sufrió, hoy alguien pretende jugarle a las contras también a GÓMEZ MONROY, quien ya se quejó de la iniciativa de subir las becas hasta el 9.5 por ciento de promedio perjudicando a estudiantes, pero también la buena marcha de la política educativa que se impulsa desde la SET.

La apuesta por la amistad y la suerte ya pesa demasiado en la Calzada Luis Caballero, por eso deberían de recordar la historia de PACHECO y aunque no tengan barbas, deben pensar en rasurarse al menos el bigote.

En tanto, la Secretaria de Salud, GLORIA MOLINA GAMBOA no tuvo empacho en poner de ejemplo al alcalde de Madero, ADRIÁN OSEGUERA KERNIÓN por su trabajo eficiente en la conformación y activación del Comité Municipal de Salud.

«Con mucha alegría y entusiasmo he participado en la integración del Comité de Salud en Madero a donde fui invitada recientemente y el alcalde lo han puesto en marcha con un programa de trabajo muy eficiente» dijo.

Además  pidió que  «este mismo ejemplo de la integración de los Comités Municipales de Salud,  se retome en cada uno de sus municipios».

OSEGUERA KERNIÓN recibió su estrella en la frente.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:

patinadero@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here