Sonambulismo sexual no es tan común como se cree

Muchas personas finjen estar dormidas cuando inician el acto, pero el sonambulismo sexual solo se presenta en un 10% de los casos de personas que padecen trastornos del sueño

Redacción

El sexo es un acto natural y que cada vez está más fuera de ese cascarón tabú en el que la sociedad lo encorsetó. La nueva perspectiva que se tiene del acto sexual intenta normalizarlo en su conjunto, tanto lo bueno como lo malo.

Uno de los comportamientos más curiosos que existen en torno al sexo es la sexsomnia o sonambulismo sexual, un trastorno del sueño que puede llevar a situaciones comprometedoras o incómodas.

La sexsomnia es una parasomnia (trastorno del sueño) que se caracteriza por el deseo inconsciente de mantener relaciones sexuales mientras se está dormido.

Aunque es más común de lo que podría parecer, se presenta solamente en un 10% de los casos de personas que padecen trastornos del sueño, por lo que sigue siendo un comportamiento bastante minoritario. La sexsomnia provoca que la persona afectada presente comportamientos de distinta índole sexual mientras duerme, pudiendo ir estos desde gemidos o sonidos sexuales hasta la masturbación o el coito. Al tratarse de una variante del sonambulismo, la persona afectada no es consciente de sus actos ni suele recordar nada al día siguiente. Este comportamiento es más común en personas que padecieron sonambulismo o terrores nocturnos en su infancia y juventud.

Los últimos estudios sitúan esta parasomnia dentro de la fase no REM del sueño, cuando se produce un bloqueo sensorial y el sistema nervioso se aísla de los estímulos externos pero la atonía (relajación) muscular aún no es completa. Es precisamente esta situación la que permite que se produzcan los comportamientos sonámbulos, que son respuestas musculares y físicas pero no mentales.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here