DIÁLOGO

IR A DORMIR CON HAMBRE

Por Azahel Jaramillo Hernández


¿Cómo están? El primero de diciembre de hace ya muchos años… 42 años para ser exactos… era 1976… un abogado llamado José López Portillo tomó posesión de un gran poder… la Presidencia de la República… y dio un discurso memorable… donde pasó revista a la nación y pidió el apoyo a todos… a las mujeres, a la juventud, a los pesimistas, a los que reclaman seguridad, a los intelectuales, a los soldados de la nación, a los desnacionalizados… y también se atrevió a pedirles a… los que nada tienen… López Portillo se dirigió a “los desposeídos y marginados”… Y les dijo: “si algo pudiera pedirles es perdón por no haber acertado todavía a sacarlos de su postración; pero les expresó que todo el país tiene conciencia y vergüenza del rezago y que precisamente por eso nos aliamos para conquistar por el Derecho, la Justicia”.

Ese mismo día escribió en su diario…”por primera vez estoy solo en Palacio. En la mañana hubo un momento que sentí intensamente y en el que me conmoví. No pude vencer la emoción al hablar de los desposeídos y marginados. Esa es mi misión. No quiero otra. Estoy dispuesto a todo”.

Seis años después, López Portillo al hacer un balance de sus seis años como Gran Jefe, en cadena nacional de radio y televisión, se dirige a la nación… con la nación en vilo… con una gran crisis económica y exclama: “¡Soy responsable del timón, pero no de la tormenta!” Y al hablar del tema de los pobres dice… “A los desposeídos y marginados a los que hace seis años pedí un perdón que he venido arrastrando como responsabilidad…! (Y en ese momento se le quiebra la voz, da un puñetazo en el atril, llora y procede—así parece–  a quitarse  una lagrima de uno y otro ojo.

De eso han pasado ya muchos años… José Antonio Meade Kuribreña, siendo secretario de Hacienda dijo a la hoy mal llamada revista fifí, Proceso que… “en las dimensiones sociales, en el reto de abatir la pobreza, es donde tenemos la deuda más grande con el país; es ahí donde la economía mexicana tiene la agenda más inacabada”.

Al respecto el diario El Financiero anota que el país enfrenta un panorama mixto en los niveles de pobreza. En los últimos ocho años, la pobreza extrema disminuyó, pero el número de pobres aumentó, de acuerdo con el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Coneval presentó el informe de Evaluación del Desarrollo Social 2018, el cual señala que entre 2008 y 2016, la pobreza aumentó en 3.9 millones de personas… pero al mismo tiempo 2.9 millones de personas dejaron de estar en situación de pobreza extrema.

De esta forma, a nivel nacional en 2016, se registraron 53.4 millones de personas, es decir 43.6 por ciento de la población nacional.

Sobre la pobreza extrema se encontró una disminución en el mismo periodo, al pasar de 11 a 7.6 por ciento de la población, es decir 2.9 millones de personas menos.

Esta situación, “es resultado, por un lado, de la reducción de la mayoría de las carencias sociales, aunque las de acceso a la seguridad social y a la alimentación todavía son altas y, por otro lado, el ingreso económico de los hogares ha tenido una trayectoria errática”.

Vale decir que al celebrar su victoria en la Plaza de la Constitución el licenciado Andrés Manuel López Obrador, según la prensa española se dio baño de masas… en  la enorme plaza del centro de Ciudad de México, donde fue recibido por miles de sus fervientes seguidores que festejaban el giro a la izquierda que pegó el país después de más de ocho décadas gobernado por la derecha. “Por el bien de todos, primero los pobres”, dijo durante su discurso, en el que también quiso tranquilizar a aquellos que le ven con cierta desconfianza. “Este es un día histórico”, que marcará el comienzo de un mandato para «erradicar» la corrupción, uno de los principales problemas del país. “Llamo a todos los mexicanos a la reconciliación y a poner por encima de los intereses personales, por legítimos que sean, el interés superior”.

“Llamo a todos los mexicanos a la reconciliación y a poner por encima de los intereses personales, por legítimos que sean, el interés superior”.

Y se añade: Las primeras palabras del ganador de los comicios fueron dedicadas a los 53,4 millones de personas que viven bajo el umbral de la pobreza en este país –el 43,6% de la población–, que ven en el líder del partido Morena un político que por fin dará prioridad a sus problemas. Será la primera vez en décadas que México tendrá un gobierno de corte socialista, después de que diversos mandatarios de centro derecha, siempre militantes del PRI o del PAN, los dos partidos tradicionales, hayan gobernado durante décadas.

En Mezquital del Oro, Zacatecas aseveró AMLO que la decadencia de México es por culpa de la corrupción y el mal gobierno, porque el cártel de Los Pinos, encabezado por Enrique Peña Nieto, se ha dedicado a saquear, a robar los bienes de la nación.

Ahí insistió que México es un país rico con un pueblo pobre, porque el principal problema es la corrupción y precisa que si se limpia de corrupción al gobierno, se podría sacar adelante al país y habría dinero para rescatar al campo del abandono en que se encuentra, fijar precios de garantía para los productos del campo, crear empleos, garantizar el bienestar del pueblo sin necesidad de aumentar los impuestos, sin endeudar al país, solo cortando de tajo con la corrupción.

Puso de ejemplo que los guatemaltecos metieron a la cárcel a su presidente Otto Pérez Molina porque se robó 40 millones de pesos, Pérez Molina no llega ni a carterista en comparación con el corrupto de Peña Nieto, y en México nunca ha pisado la cárcel un presidente, es más en la Constitución se establece que al presidente en funciones no se le puede juzgar por corrupción.

Expuso que hay países donde no hay corrupción como Suecia, Dinamarca, Noruega, Finlandia y tampoco hay pobreza, hay una clase media fuerte, hay igualdad, y en México por la corrupción hay pobreza,  una monstruosa desigualdad social, desempleo y se desató la inseguridad y la violencia.

A decir del periodista Sergio Sarmiento la pobreza es el principal problema que tiene nuestro país. Y recuerdo que en un foro en el Gimnasio de nuestra UAT dijo que… “pobreza es cuando en la noche un obrero sabe que sus hijos se van a dormir con hambre”. NOS VEMOS.

Azahel Jaramillo Hernández
azahel_jaramillo@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here