AGENDA PÚBLICA

REGULA GOBIERNO CON LOS CASINOS

Por Salvador Leal Luna


Tuvo que pasar un año y medio, para que el ejecutivo estatal en Tamaulipas, reculara con respecto a los casinos. Por lo que  pasado miércoles en sesión ordinaria, el legislador local sin partido, Humberto Rangel Vallejo, presento una acción legislativa para derogar la ley que se aprobó en mayo del 2017 por ese mismo poder legislativo.

Lo que observo aquí es que esta iniciativa fue hecha ya sea por la fracción de Acción Nacional en el Congreso o por parte del ejecutivo, luego de que fue leída solamente por el legislador, donde a todas luces se ve la mano de esas dos áreas; es decir legislativa y ejecutiva.

No pudo ser de otra manera, debido a que si la presentaba un legislador local de Acción Nacional que es mayoría en el Congreso de Tamaulipas o en su caso, el propio mandatario estatal, se estarían haciendo un “jaraquíri” como dice coloquialmente. Por lo que optaron por presentar a través del diputado sin partido, esta acción legislativa para derogar la anterior y dar manga hacha a la instalación de casinos y otras cosas más.

En la exposición de motivos que leyó, el legislador local, repito sin partido, luego de que el renunció al Partido Verde Ecologista de México, expuso que hoy existe más seguridad. Creo que hace un año y medio, cuando el gobernador de Tamaulipas, envió esa iniciativa y que fue tema de campaña político electoral de que erradicarían los casinos en el Estado, había mucha inseguridad

Sin embargo, creo que este factor de la seguridad o mejor dicho de la “inseguridad” sigue persistiendo en todo el territorio estatal, por lo que los asaltos a personas, comercios, casas habitación, como otros delitos, principalmente del fuero común, siguen a la alza, no se diga los relacionados al fuero federal. Pero bueno, esas acciones son harina de otro costal.

Por lo tanto, con esta derogación al decreto, donde se evitaba la instalación de casinos. Hoy después de un año y medio, reculan y suponen que son la octava maravilla del mundo, por así decirlo, porque en esa exposición de motivos, ponen como ejemplo al Estado de Nuevo León, donde genera varios millones de pesos por ese concepto.

Los motivos en sí de esta reversa que se hace, para que otra vez haya casinos y demás centros de juego en el Estado, se desconoce, porque hay que recordar la “fobia” con que hablaba en aquel entonces el candidato a gobernador, al grado; repito interpuso una iniciativa ya como mandatario estatal, debido a que las cuestiones que exponía era la inseguridad.

Ahora serán polos de desarrollo; es decir de crecimiento, generación de empleos, turismo y demás accesorios que tendrán estos espacios en la entidad. Cuando en Tamaulipas, hacen falta más de 7 mil policías estatales, obras públicas de gran envergadura, empleos mejor remuneradores, pagar los laudos laborales que rebasan los millones de pesos, no miles, contrarrestar la inseguridad que priva, no sólo en Reynosa y Ciudad Victoria, capital del Estado, sino la que prevalece en resto de los municipios.

Veremos en comisiones legislativas, una vez que se analice, que dirán los diputados principalmente panistas, porque primero votaron para quitarlos y ahora lo harán para que se instalen más en Estado. No entiendo.

En fin, con esa poderosa iniciativa que se presentó en el Congreso del Estado, uno se pregunta. ¿Con ello se sacará al Estado de la pobreza y de la inseguridad que hasta hoy se vive? ¿Se aplicará a esa Ley de Desarrollo Urbano, que busca embellecer todo Estado?

No lo sabemos, sólo se sabe que el Gobierno de los “Vientos del Cambio” reculo y hoy está dejando los rayones.

Por hoy es todo.

HASTA LA PRÓXIMA.

Correo Electrónico.

leal6418-14@hotmail.com

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here