PRI TAMAULIPAS ¿SE VAN A JUNTAR LOS PERDEDORES?

52

PRI TAMAULIPAS ¿SE VAN A JUNTAR LOS PERDEDORES?

Por  Carlos Gerardo Cortés García


Es una pena que el Partido Revolucionario Institucional no tenga la altura de miras y la inteligencia para buscar entre sus militantes a alguien que le entienda a la política, que tenga un deseo genuino de servir a su partido y, sorbe todo, que no sean perdedores.

Así lo señalo porque ya quedó firme la designación de Yahleel Abdalá Carmona, como presidenta del Comité Directivo Estatal del PRI en Tamaulipas, perdedora de la elección pasada como candidata al Senado de la República, y quien por cierto su “única encomienda en la Cámara de Diputados”, el acuerdo para regularizar los autos chocolate, no pasó nada.

Personalmente entrevisté a Yahleel un par de ocasiones durante su tránsito por la Cámara de Diputadas y, las dos veces, muy eufórica y contenta porque le faltaba cosita de nada para que se lograra el acuerdo. Terminó la legislatura apenas el 31 de agosto pasado y no pasó absolutamente nada, aunque eso si, su dieta, sus viáticos, sus gastos para gestiones legislativas y demás beneficios políticos, puntuales llegaron a sus cuentas bancarias. Pero de la gente, ni hablar.

Creo, dicen por ahí, que el único mérito de Abdalá Carmona en campaña fue haber pegado sonoro cachetadón a Sergio Guajardo Maldonado, por los dineros de la campaña para la movilización del Día D, recursos que nunca llegaron y que dieron al traste con el trabajo proselitista de la legisladora neolaredense.

Y es que el caso de Yahleel no es el único. Ahora resulta que Magdalena Peraza Guerra, la exalcaldesa de Tampico anda diciendo que será candidata a Diputada Local el próximo año o por el PRI o por MORENA, y Magda ya es un cartucho quemado; Gustavo Rico de Saro también anda gritando a los cuatro vientos y diciendo a quien lo quiera escuchar que él también será candidato a Diputado Local, y Gustavo es ya un cartucho quemado. Y ni hablar de Benito Saénz Barella, quien también ya se siente, ahora sí, en la curul y anda diciendo que él será candidato del PRI a Diputado Local, y Benito es también un cartucho quemado.

¿Y piensan entonces llegar a algún lado con este dream team de perdedores? Para nadie es un secreto que quienes mangonearán, perdón, manejarán al partido de Tamaulipas tras el trono serán Egidio Torre Cantú, perdedor, quien entregó la administración al PAN en 2016 y con todo y andar manejando al PRI tras Sergio Guajardo Maldonado, entregó malos resultados.

El otro personaje que manejará a Yahleel tras las penumbras será Edgar Melhem Salinas, quien también tiene el estigma de perdedor, pues le entrego muy malas cuentas a José Antonio Meade Kuribreña cuando fue su coordinador de campaña en Tamaulipas. Pero, además, Edgar formó parte del equipo del ex candidato del PRI a Gobernador en 2016, Baltazar Hinojosa Ochoa y le tocó operar en su natal Río Bravo la movilización tricolor. En esa ocasión, Baltazar mordió el polvo por una diferencia de poco más de cuatro mil votos, lo que lo convierte, también, en perdedor.

¿Y entonces? ¿Dónde están quienes si han operado y si han sido ganadores? ¿Por qué no pensar en opciones que manden un buen mensaje, un mensaje positivo a los tricolores? Porque nadie debe perder la cabeza que en el escenario electoral del próximo año las cosas se ven color de hormiga y no hay espacio para improvisados. Entonces, o le echan toda la carne al asador o el PRI acabará por sucumbir ante las fuerzas electorales que participarán en el proceso del año que entra.

Así mismo, no se puede perder de vista que la llegada de Yahleel Abdalá Carmona da señales de que el titiritero que estaría mangoneando al Revolucionario Institucional en Tamaulipas, seguiría siendo Egidio Torre Cantú, quien finalmente como Gobernador de Tamaulipas, entregó la plaza ante su absoluta incapacidad política para gobernar.

Así mismo, cuando Enrique Ochoa Reza era gerente nacional de la marca, después de la elección de junio de 2016 fue incapaz de venir a dar la cara a los tricolores tamaulipecos y a explicarles que fue lo que pasó en esa elección, fue incapaz de ofrecer disculpas y fue incapaz también de agradecer el apoyo de la militancia, haiga sido como haiga sido.

En fin, que los priístas tamaulipecos están, pregúnteles usted mismo, hasta la coronilla de improvisaciones, pago de favores y ser el coto de poder de alguien, con mensajes de derrota y de perdedores. ¿Acaso en Tamaulipas no habrá un buen director técnico para el tricolor que sepa motivar a sus huestes para tratar de recuperar algo de lo mucho que han perdido por improvisados intentos de políticos? Yo pienso que sí, pero alguien mucho más arriba no comparte conmigo esa visión. Lastima por los priístas. Lástima.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipodromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @CarlosCortesMX.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here