El Patinadero

20

Las reglas del juego

Juan Antonio Montoya Báez


Lo que se dijo y lo que se observó en el encuentro entre el Presidente electo ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR y el gobernador FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA resulta muy revelador.

Tamaulipas se caracteriza porque sus gobernadores no llevaron una buena relación con el presidente en turno, por ejemplo el último mandatario priísta EGIDIO TORRE CANTÚ, no era recibido en Los Pinos, era muy mal querido por el todavía presidente ENRIQUE PEÑA NIETO.

En la ciudad de México inclusive se contaban anécdotas acerca de su forma de gobernar, pero no paso de ahí, claro también se dio un estrangulamiento financiero.

PEÑA NIETO  no mandaba recursos de más y cuando llegaban venían etiquetados, hasta con el nombre de la persona que se beneficiaría con el contrato o quien facturaría para llevárselos.

Le ordenaban lo que debería de hacer, claro nunca se procedió en su contra, PEÑA NIETO simplemente lo ignoró y eso se reflejó en las escasas visitas que realizó a Tamaulipas. Siempre que pudo, evitó pisar la entidad.

PEÑA NIETO parecía que adoraba al ex gobernador EUGENIO HERNÁNDEZ FLORES, pero al final también terminó ignorándolo cuando más lo necesitaba.

Hoy el presidente electo ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR llega a Tamaulipas y ofrece trabajar en absoluta colaboración por el crecimiento, desarrollo social, pero sobre todo en seguridad pública.

El caminar en las escaleras del 15 Hidalgo, su sonrisa y abrazo acompañado del gobernador FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA establecen una de las primeras señales de lo que sería la relación en el futuro.

Son casi cuatro años los que trabajarán de la mano, uno por el país y otro por Tamaulipas, de ahí la importancia de las palabras de LÓPEZ OBRADOR al señalar que coincide con la forma de pensar y actuar del gobernador GARCÍA CABEZA DE VACA en el sentido de que se deben atacar las causas de la inseguridad y la violencia y no simplemente tomar medidas coercitivas.

“Creo que en eso estuvimos totalmente de acuerdo, no se trata solamente de las medidas coercitivas de cómo va organizarse la seguridad pública, es decir de cómo vamos a garantizar la seguridad pública con policías, con soldados, con marinos, cuarteles, todo lo que se está haciendo, pero eso no es lo fundamental”.

También señaló que en el caso de los ex gobernadores y funcionarios corruptos de ninguna manera se van a quedar anclados en el pasado, por lo que se trabajará hacía adelante, “no tenemos por qué parar, necesitamos llevar a cabo una transformación”.

“No nos vamos quedar empantanados solo en la denuncia tenemos que ver hacia adelante”, agregó.

El presidente LÓPEZ OBRADOR dijo que no perseguirá a nadie, “pues no es mi fuerte la venganza, desde luego hay instancias legales donde van a tener curso las denuncias que se presenten, pero como política del nuevo gobierno no está el perseguir, lo que queremos es transformar al país”.

También descartó acciones espectaculares en el combate a la corrupción, “es importante cambiar ya la política de la espectacular por una política seria, responsable, como esa que se hacía antes para engañar, se metía a la cárcel a un personaje a dos a tres, en algunas casos chivos expiatorios y todo el mundo a aplaudir”.

En ese sentido argumentó “si nos metemos al espectáculo, al circo, vamos a perder mucho tiempo, y a lo mejor no nos alcanzarían las cárceles o los juzgados”.

Las reglas del juego fueron puestas por AMLO y se dan las primeras coincidencias. Las escaleras del poder como testigos.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:

patinadero@hotmail.com

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here