HUMO BLANCO

HUMO BLANCO

DESACERTADA REAPARICIÓN

Por Clemente Castro González


Al arranque de la 64 Legislatura tamaulipeca, la más productiva según el ahora secretario General de Gobierno, GERADO PEÑA FLORES, empezó la debacle política de ARTURO SOTO ALEMÁN.

Y es que al victorense, en aquel entonces diputado, le dio por no atender la sabiduría popular que al texto indica: “donde manda capitán no gobierna marinero”.

Sucede que dejó que su ego desbordado lo guiara al grado de sentirse con suficientes merecimientos para convertirse en el Presidente de la Junta de Coordinación Política.

Pero de inmediato lo centro la realidad aunque ya la había regado al propagar su interés de convertirse en el guía del Congreso, cosa que no le causó gracia a su jefe político, el Gobernador, FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA.

A la postre, el bueno fue PEÑA FLORES y ARTURO sintió la indiferencia del mandatario por adelantarse a un procedimiento en el que, de acuerdo a reglas no escritas, no tenía voz ni voto.

De inmediato empezaron los ajustes con el despido de no pocos de sus cuates que había llevado a la Subsecretaría de Finanzas de la administración estatal y en el corto tiempo igual suerte corrió su cuñado, HUMBERTO CALDERÓN ZÚÑIGA, al que colocó en la gerencia de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (COMAPA) Victoria, en tiempos de la nefasta gestión del munícipe panista, XICOTENCATL GONZÁLEZ URESTI.

Aquello fue un duro golpe al ego de SOTO ALEMÁN al grado de que se llegó a visualizar en calidad de funcionario del Servicio de Administración Tributaria (SAT) del Gobierno de la República, dada su experiencia en la recaudación en base al llamado “terrorismo fiscal” que perfeccionó desde su cargo en la Subsecretaría de Finanzas.

Por supuesto que no tuvo los conectes a nivel de la federación y su mecanismo de evasión ante la marginación de que fue objeto por GARCÍA CABEZA DE VACA no funcionó.

Al paso del tiempo lo perdonaron pero ya no pudo recuperar su nivel y se convirtió en un critico extremo de la federación para tratar de congraciarse con su jefe.

Lo que vino para SOTO fueron fracasos porque no logró reelegirse como diputado local y tampoco aporto sus “contingentes de seguidores” para que su compañera de partido, PILAR GÓMEZ LEAL, ganara la Presidencia Municipal de Victoria.

Y como las desgracias no vienen solas, el “orgullo de la Colonia Azteca” fue corrido del puesto de consolación que le habían dado en la Secretaría de Bienestar Social (SEBIEN), al perder la contienda.

La que lo despidió del puesto administrativo fue la ex candidata a la Presidencia de Nuevo Laredo, YAHALEEL ABDALA CARMONA, al ser nombrada titular de la mencionada dependencia.

Después no se supo de ARTURO hasta que se le vio tratando de meterse a la campaña de CÉSAR VERÁSTEGUI OSTOS, pese a que el ex legislador no es bien visto, más debido a que dese la General de Gobierno, cuanto El Truko despachaba ahí, lo tuvieron que apretar para que no se atreviera a “brincarse las trancas”.

Ahora SOTO ALEMÁN le dio por arremeter en contra del Alcalde, EDUARDO GATTAS BÁEZ, no se sabe si por encargo de PEÑA FLORES o por iniciativa propia para que lo tomen en cuenta y salir de la postración política en la que se encuentra.

Su aparición mediante un texto que subió a redes sociales es por demás desacertada debido a que se pone a criticar el desempeño de la COMAPA, cuando el es uno de autores intelectuales de la inoperancia y cochinero en que las gestiones panistas tuvieron al organismo, al grado de saquearlo y endeudarlo de manera alarmante.

De hecho llevará tiempo para que la COMAPA Victoria pueda estar saneada ya que, siguen brotando problemas, como el de no haber pagado impuestos al SAT.

En todo caso SOTO y principalmente su cuñado, CALDERÓN ZÚÑIGA, tendrán que responder sobre parte importante de los estropicios causados a la Comisión. Uno desde el punto de vista político y moral y el otro quizá tenga que hacerlo en lo legal.

Si ARTURO es parte de un entramado para tratar de desestabilizar al gobierno municipal, los estrategas panistas escogieron al personaje menos indicado porque en lugar de aportar a su causa abre un flanco por donde le pueden tupir duro y macizo a dicho instituto y al propio mandatario estatal.

Los registros ahí están y seguramente no tardarán en desempolvarse para refrescar memorias.

AL CIERRE

El Senador, FASUTINO LÓPEZ VARGAS, continua degustando de su condición de representante popular, mediante la realización de eventos con sus representados, en lugares con clima.

Lo suyo es el cotorro y los reflectores pero no sabemos que lidere alguna lucha en favor de los necesitados. Lo que si hace muy bien es colgarse, a nivel de declaraciones, de lo que promueve el Presidente, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

Cabe apuntar que al legislador no se le ve haciendo algo que favorezca la candidatura del abanderado de Morena, PT y PVEM, AMÉRICO VILLARREAL ANAYA.

Da la impresión que LÓPEZ VARGAS anda en una dimensión distinta.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí