AGENDA PÚBLICA

AGENDA PÚBLICA

A la “basura”, revocación de mandato

Por Salvador Leal Luna


Una de cal por mil de arena, se podría decir. Pero el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, le dio palo y declaro invalidó el desgraciado proceso de revocación de mandato, dictado por el predicador de México y que era más bien, su ratificación en la Catedral del Palacio Nacional, de donde, salió esta ocurrencia presidencial.

Sin embargo, fue más es el escándalo, donde se gastaron dicen poco más de mil 700 millones de pesos, para llevar un capricho presidencial y que al final, no se logró el objetivo del 40 por ciento de la participación ciudadana para consolidarse válida este proceso en el país.

Palo dado, ni Dios lo quita. Además, un duro golpe político, tanto para el predicador de México, como para su partido de MORENA, convertido en conservador o neoliberal, al darles este revés, luego de que no se alcanzaron los malditos votos que se requería para que se fuera, pero la sociedad mexicana, no se chupo el dedo de ese juego maquiavélico de este sujeto de marras que tiene al país en el despeñadero.

Por lo tanto, declaran invalidó este proceso, como lo escribo, no de revocación, sino de ratificación, ya que por desgracia tendrá que irse en el 2024 a su rancho, lo ha dicho él mismo y que coloquialmente se llama “La Chingada”. Vaya nombrecito, pero ya falta poco. Ha pasado sin pena y sin gloria.

Este gasto, por demás exorbitante que se hizo, pudo bien ser utilizado en otras cosas, por ejemplo, para la compra de medicamentos para las niñas, niños, jóvenes y adultos con cáncer o a haberlo invertido aquí en la capital del Estado, Ciudad Victoria; es decir para la construcción de la segunda línea del acueducto, donde el derecho humano al agua, no se tiene, se padece. Y las autoridades, como los representantes populares, sean locales, federales o municipales, ¿Dónde están?

En fin, el fallo ya se dio y se fue al basurero de la historia, esa maldita revocación de mandato. Además, dio pie para que un subordinado y lambe botas de este predicador de México, el tal Pablo Gómez, saliera a decir a que se sancionara a quien no voto en este proceso, con la suspensión de sus derechos electorales.

Sin duda que habrá pataleo de parte de López Obrador, como de su partido y sus representantes populares y de los ciudadanos fanáticos de este predicador de México. Ya que dirán misa, pero quedo invalidó y es asunto concluido, por lo que debe de irse al artículo sexto, perdón de la basura.

Quedo claro, que esta revocación era más un capricho o una ocurrencia de quien desde su homilía, dicta lo que quiere. Cuando el país está sumido en una inseguridad galopante, un desempleo grave, además con una INFLACIÓN de más del siete por ciento en el país y no hay una autoridad que detenga esto, por el contrario, como gobierno federal, los diputados y senadores federales, para ello, no es importante, se vuelven sordos, además de ciegos. Mientras tanto, la población mexicana es la que sufre las consecuencias de los altos precios en los productos de la canasta básica.

Pero no les importo, se lo pasaron por el arco del triunfo, para ellos, era más importante esa maldita revocación de mandato que atender esta inflación que tiene a los mexicanos con la pata en el pescuezo y con el Jesús en la boca.

Por hoy es todo.

HASTA LA PRÓXIMA.

Correo Electrónico.

[email protected]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí