EL PATINADERO

EL PATINADERO

La ropa sucia

Por Juan Antonio Montoya Báez


Los pleitos de los alcaldes de Morena se hacen públicos a menos de seis semanas de realizar las elecciones por la gubernatura.

Las diferencias brotan a cada momento, son cada día más difícil de parchar las fugas, el último desencuentro se registra entre el alcalde de ciudad Victoria, EDUARDO GATTÁS BÁEZ y el edil de Madero, ADRIÁN OSEGUERA KERNIÓN.

LALO y ADRIÁN llevaban una relación muy cercana hace años, se tenían toda la confianza, había estimación de la buena, hoy parece que se resquebraja, todo a raíz de la filtración de un audio que busco sacarse de contexto. Querían confrontarlos y lo lograron.

Es una grabación de WhatsApp donde LALO GATTÁS pide la asesoría de OSEGUERA, para que por medio de su empresa de transporte puedan vender combustible a la Sedena.

Trataron de hacer pensar que la llamada de LALO en realidad la hacía al desaparecido SERGIO CARMONA, lo cual al final se demostró que era falso, se trataba de una comunicación entre un empresario y un alcalde. Es una propuesta de un negocio legal, claro si ganaban la licitación.

LALO acusó a OSEGUERA de ser quien filtró la grabación, durante un encuentro con los medios de comunicación.

El sureño se defendió, pretendía ser amable ante los medios de comunicación, pero se notaba su enojo, les dijo que LALO es su amigo, compañero de partido, con el cual acababa de convivir el pasado fin de semana, en una agradable comida.

ADRIÁN señaló que a LALO lo “chamaquearon”, le robaron información o hackearon su teléfono, al negar que haya sido él quien filtró la grabación.

Comentó que GATTÁS antes de mostrar la grabación y dar su número telefónico debería haberle marcado y preguntarle, son amigos y apenas el domingo habían convivido, por lo que le recomendó que no se deje engañar, recordándole que están en tiempos electorales.

“Sería muy obvio sí yo lo hubiera filtrado, no hay rivalidad, les digo que somos compañeros de partido, esta es una situación delicada porque hace señalamientos a mi persona y como es obvio yo no me voy a dejar”.

El edil maderense dijo que de ninguna manera le guarda rencor a su compañero de partido, pero si le pide que no se enganche cuando se presentan este tipo de situaciones, no deben repetirse de ninguna manera en tiempos electorales, pues solamente se perjudica al partido.

Esta no es la única diferencia que existe entre los alcaldes de Morena, también tenemos el caso del edil de Reynosa, CARLOS PEÑA ORTIZ, quien reveló su molestia por la forma que trataron a su madre MAKI ORTÍZ y la forma que rechazaron su legítima aspiración de ser la candidata a la gubernatura.

“Lo que me duele no es lo que dijeron en lo público, sino la forma grosera, prepotente y por demás reprobable que la trataron en lo privado”, dijo a sus colaboradores cercanos.

Todo mientras que el alcalde de Altamira, ARMANDO MARTÍNEZ busca arrebatar el liderazgo del sur a ADRIÁN OSEGUERA, por lo que hasta de tapete se pone con algunos de los líderes de Morena.

ARMANDO es un edil de poca visión, pero con mucha ambición que deseaba el poder desde hace trienios, por eso llega al poder con una gran hambre ancestral.

Hoy pretende convertirse en el nuevo líder en el sur, alienta las diferencias y le sopla al fuego de los conflictos.

En Morena debe ponerse un alto a las diferencias de los  ediles, recordando que la ropa sucia se lava en casa y no deben ceder un solo punto en los tiempos electorales.

El candidato AMÉRICO VILLARREAL ANAYA los necesita unidos y en su mejor momento.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:

[email protected]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí