EL PATINADERO

EL PATINADERO

Un conejito malo 

Por Juan Antonio Montoya Báez


Leímos una entrevista que le hicieron a RODRIGO DE LA CADENA respecto a la presentación de Bad Bunny, su respuesta nos pareció inteligente, por lo cual reproducimos algunos párrafos:

“Lamentablemente, creo que es exitoso por la incultura de la gente y América Latina es un pueblo en dramática involución cultural que “no tiene remedio” y lo dijo Octavio Paz en los ochentas en su libro “Tiempo Nublado”. Es algo gravísimo que un intelectual de ese tamaño diga eso.

Son tramas de intereses de mafias a las que le conviene que la gente esté perdida, porque incita a las adicciones, el consumo de droga y la vida irresponsable. Es la promoción de una vida de fantasía totalmente fuera de la realidad en el mensaje de algo que no es música, sino un disfraz de un movimiento social encaminado a promover las peores deformaciones de lo más bajo de la sociedad. Un tema de mafias cupulares.

La gente paga lo que sea porque la realidad es que no van a escuchar música, sino que van a recintos en donde se van a quedar afónicos gritando, donde van a ver a un estrafalario del playback ahí lleno de luces y rodeado de seudo bailarines haciendo loas de un producto tecnológico, ficticio de la mercadotecnia. No es arte, ni es baile, ni danza, ni letras, ni es canto, ni es música ni es nada”.

En otra parte de la entrevista, expone:

“Insisto, es el problema de la cultura en México, y ustedes lo saben bien, no es tanto que no haya ofertas, si no el problema es que las buenas ofertas, aquellas de un alto nivel de preparación, académico, sustancioso y nutritivo no encuentran respuesta.

El problema no lo tienen estos pobres niños de cuestionable talento, si no aquellos ignorantes que prefieren seguir viendo series de apología del delito en lugar de tomar un libro”.

Son parten de las palabras que dijo RODRIGO DE LA CADENA, por la presentación de un cantante que enloqueció a los mexicanos, que pagaron altas cantidades por un lugar en el concierto.

Pero, sus palabras lo mismo aplican para la selección de nuestros gobernantes, los ciudadanos se dejan llevar por el sentimiento desbordado de las masas.

En realidad, tenemos los gobernantes que nos merecemos, votamos de manera acelerada, llevados por el enojo, el miedo, la simpatía, el partido, el dinero, pero la mayoría lo hace sin reflexionar acerca de quién es la mejor opción.

Muchas veces votamos por el peor sin darnos cuenta, falta una cultura política y mayor conciencia social, por eso tenemos gobernadores como SAMUEL GARCÍA, el morelense CUAHTÉMOC BLANCO o hasta aquí nos chutamos a XICO GONZÁLEZ.

Que sería de México sí los ciudadanos eligieran la mejor opción, no llevados por el rencor social o falsos mesías. Tal vez RICARDO ANAYA o JOSÉ ANTONIO MEADE hubieran sido superiores.

Pasado el tiempo que opinan de la actual administración, de los alcaldes que eligieron en sus ciudades, hacen un buen trabajo o están arrepentidos.

Sufragar no es un juego, podemos equivocarnos, llevados por corajes, lisonjas, caras bonitas

Tenemos que premiar las mejores propuestas, la inteligencia, buenas intenciones y la verdadera honestidad.

Con la etapa de reelección se dio una poderosa herramienta a los votantes, pero debemos saber usarla para el crecimiento y desarrollo de nuestros municipios, entidades y el país.

Debemos analizar todas las candidaturas, ya basta de malos conejos en la política, al final todos tenemos la palabra e insistimos votar no es cosa de juego. Trás de Guatemala esta “Guatepeor”.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:

[email protected]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí