EL PATINADERO

EL PATINADERO

Las mieles del poder

Por Juan Antonio Montoya Báez


ÓSCAR LUEBBERT GUTIÉRREZ es uno de los priístas de mayor prestigio y experiencia dentro de sus filas.

Al inicio de este sexenio, ÓSCAR buscó ser el presidente del PRI, se registró para participar en una elección para decidir el futuro del partido que venía de perder la gubernatura, con una base de 500 mil votos y algunas alcaldías importantes como ciudad Victoria y Matamoros.

Es decir la base de la militancia todavía era fuerte, había algunas posibilidades de rescatar al partido y mantener la fuerza de la marca, por eso LUEBBERT se registró para participar en la convención interna contra SERGIO GUAJARDO MALDONADO.

ÓSCAR era la esperanza de la militancia que veía como el PRI era secuestrado por el gobernador EGIDIO TORRE CANTU y por la actual administración estatal.

EGIDIO operó para hacer ganar a SERGIO GUAJARDO, así empezó la actual debacle que sufre el PRI que intenta ser reconstruido por el actual dirigente EDGAR MELHEM SALINAS.

Muchos priístas creyeron en LUEBBERT y aunque perdió la elección no fue avasallado, obtuvo el apoyo de mujeres como BLANCA ANZALDÚA NÁJERA y otras ex lideresas del ONMPRI que votaron a su favor y al perder ese último vestigio de democracia después renunciaron al PRI, pero lo hicieron sin aspavientos, ni publicitar su salida.

LUEBBERT ha sido muchas cosas gracias al PRI, fue varias veces alcalde de Reynosa, diputado local, federal y hasta Senador. Fue aspirante a la candidatura por la gubernatura hasta en tres ocasiones, pero siempre se quedó en la raya a pesar de tener más merecimientos de aquellos que le ganaron.

Méritos nadie se los quita, pero también debe reconocer que el PRI le dio mucho y le sigue dando a la fecha, pues de una manera u otra siempre están cobijados por el aura presupuestal.

Su propia esposa MARÍA ESTHER CAMARGO ha sido diputada, funcionaria estatal y actualmente es regidora de la administración.

Todo esto viene a colofón, porque debemos reconocer su inteligencia y trabajo a favor del PRI, pero también el PRI le ha dado mucho, quizá otros militantes también dieron más que él, pero quizá no recibieron ni el uno por ciento que le dieron al reynosense.

Estamos de acuerdo que ÓSCAR pueda rechazar que el PRI vaya en alianza con el PAN en la próxima elección donde vayan a buscar la gubernatura.

Es válido que ÓSCAR al igual que otros priístas rechacen la iniciativa, tiene razones para hacerlo, pues fue uno de los más atacados, pero lo que es una verdadera traición es que diga que dejara al tricolor en caso de que exista una alianza con el PAN.

Después de todo ÓSCAR nunca dijo no cuando le dieron todos las posiciones y hoy su familia goza gracias al PRI de las mieles del poder. Es regidora municipal su esposa MARIA ESTHER, ni modo que también la vaya obligar a renunciar al cabildo.

ÓSCAR debe saber y entender que la alianza se definirá en la ciudad de México con el presidente nacional ALEJANDRO MORENA CÁRDENAS y como priísta disciplinado esperar la decisión, de la misma manera que aceptó todas las candidaturas y cargos que recibió durante su larga, destacada y fructífera trayectoria.

Su declaración es válida dentro de una democracia, pero no que salga con el cuento de que si hay alianza abandona al PRI para unirse al morenista RODOLFO GONZÁLEZ VALDERRAMA, porque es su amigo.

LUEBBERT debe recordar que en el PRI tiene amigos, muchos más que en Morena. No es una rata para abandonar el barco, los soldados y marinos siempre obedecen al capitán.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:

[email protected]

EL PATINADERO
LIC. JUAN ANTONIO MONTOYA BAEZ

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here