Expediente  

Elevador para contagiarse de Covid

Azahel Jaramillo H.


         En verdad nos sorprenden los directivos del Hospital General de Cd. Victoria “Dr. Norberto Treviño Zapata”, pues  toman decisiones para que se incrementen los contagios de Covid-19.

         Ante la nula vigilancia que sobre el referido hospital mantiene la chiapaneca jefaza secretaria de Salud, Dra. Gloria Molina, hasta parece malintencionado que por un mismo elevador circulen toda la basura medica contaminada… y contaminada incluso de Covid, así como basura de intendencia. Por ese mismo elevador circulan es para uso de familiares de los pacientes internados, para los doctores y personal de enfermería.

El referido hospital tiene cinco elevadores. El elevador al que hago referencia es el más antiguo del hospital y se encuentra muy cerca de la Dirección General.

Vale decir que existe un elevador exclusivo para trasladar a “pacientes Covid”. Pero incluso ahí no es usado para trasladar los desechos médicos, que en términos técnicos se denomina “RPBI”, que se traduce como “Desechos Peligrosos Biológicos Infecciosos”.

¿Qué le pasa al Director del Hospital General? Ni que fuera nuevo. ¿Acaso hay consigna malintencionada para que se contagie de Covid-19 la comunidad victorense y el equipo de doctores, enfermeras y enfermeros del Hospital General de Cd. Victoria? Esperemos que la Dra. Gloria Molina ponga orden. Ella declaró (entrevista con Milenio Tampico): “Responsable de contagios de Covid-19, 15% lo tiene el gobierno, 85% el ciudadano”.

Pues en este caso ese “Elevador de la muerte”, la responsabilidad en ese 15% que le toca al Gobierno, no se está llevando a cabalidad.

¿Tanto es la animadversión que le tienen a los victorenses algunos funcionarios de los Vientos del Cambio que propician los contagios? Yo creo que así de tan inconsciente es el Dr. Xico Gonzáles Uresti, que fue director en el arranque del sexenio de los Vientos de Cambio. El actual director es  Héctor Leopoldo Díaz Guzmán Verástegui.

Dos.- Pues presumen que no son iguales pero algunas gentes de la 4 T están dejando muy mal al Presidente Andrés Manuel López Obrador. Y así teneos que el Instituto Nacional Electoral, imparte justicia y multó al partido MORENA  con 4 millones 529 mil 225.06 pesos debido a ingresos no reportados de Delfina Gómez, secretaria de Educación Pública de la presente administración, durante su campaña a diputada federal en el año 2015.

La operación malévola, perversa, abusiva consistió en retener 10% del sueldo a 550 empleados públicos del municipio de Texcoco.

Luego, pagaron a proveedores de Morena y no rindieron cuentas al INE.

Vale decir que la multa propuesta en un inicio era de 4 millones 229 mil 225 pesos, sin embargo tuvo un incremento ante la propuesta de la Consejera Humphrey, quien pidió que se tomaran dos montos más al total involucrado (150 mil pesos) que fueron sancionados al 200 por ciento.

El pasado 28 de abril del 2017, en el contexto de la elección para renovar la gubernatura mexiquense, el Consejo General del INE recibió una queja promovida por el Partido Acción Nacional donde se denunciaron presuntos descuentos aplicados a los entonces empleados del municipio de Texcoco en el periodo de febrero de 2013 a julio de 2015.

Estos descuentos deshonestos, abusivos  habrían beneficiado la campaña de Delfina Gómez, quien fue alcaldesa de dicho municipio, por un monto de 13 millones 752 mil 414 pesos, de acuerdo con el proyecto de resolución del Consejo General.

Tras la queja, la Unidad Técnica de Fiscalización del INE  realizó las diligencias necesarias para la investigación del caso.

Se encontraron cheques expedidos por el Sistema Municipal DIF Texcoco, por el Gobierno del Estado de México y de personas físicas y morales, así como transferencias bancarias provenientes de diversas cuentas a nombre del Municipio de Texcoco.

Se trató de descuentos disque “voluntarios” a fuerzas a empleados de dicho municipio para realizar aportaciones quincenales desde febrero de 2013 hasta marzo de 2015 a María Victoria Anaya Campos, coordinadora de giras de Delfina Gómez. Y de abril a junio de 2015 a Sara lveth Rosas Rosas, militante de Morena.

Los empleados padecieron descuentos “voluntarios” del 5 o 10 por ciento de su salario.

Si bien la Unidad de Fiscalización encontró indicios de que estas aportaciones fueron utilizadas para el financiamiento de la campaña electoral, solo pudo acreditar que Morena recibió recursos por 2 millones 114 mil 612 pesos.

En este sentido, el Consejo General del INE estimó procedente dar vista a tanto a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México como a la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales “por las conductas que pudieran configurar delitos electorales”. Y la frase “no somos iguales dónde quedó? NOS VEMOS.

Azahel Jaramillo Hernandez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here