Del Abogado Amigo

Torre Aliyán no avala ‘trafiques ’de nadie

Luis Torre Aliyán


Hace 3 días presenté en las oficinas del periódico El Diario de Ciudad Victoria un escrito jurídico firmado con mi puño y letra donde solicité mi derecho de réplica en relación a una nota falsa que dicho medio publicó como principal en la primera plana de su edición impresa y digital el día 18 del presente mes y año.

“Avaló Torre Aliyán trafiques de Xico” fue el encabezado de la nota en cuestión. Y, contrario a ello, Luis Torre no avala ‘trafiques ’de nadie.

A mi carrera la ha distinguido señalar y alzar la voz respecto de temas que antes jamás se hizo. Pruebas a la mano de ello: mis diferencias públicas con el ex Alcalde y sus síndicos cuando su servidor era líder empresarial en la COPARMEX, en virtud de la falta de transparencia de su gobierno, y ahora como Síndico la distancia con el hoy Alcalde y con el partido que lo llevó al poder por temas de índole similar; y sobre todo, la congruencia entre lo que digo y hago. La transparencia y el combate a la corrupción son mis banderas, y lo seguirán siendo toda mi carrera, porque creo de convicción en ellas, y he sido congruente con mis dichos y mis actos, mi patrimonio está hecho con base en el esfuerzo.

Nótese: tal como lo dije en mis redes sociales, respeto la labor de los medios de comunicación; y soy tolerante a la crítica y a los señalamientos a los que está sujeta mi actividad política, pero ello no implica consentir que con encabezados dolosos y/o contenidos inexactos se confunda y desinforme a la ciudadanía, vulnerando mi honorabilidad y mi trayectoria política, que es parte de mi vida.

El derecho de réplica es poco empleado en nuestro país, e incluso es un derecho cuya esencia se desconoce por la gran mayoría de los ciudadanos.

Pero este derecho no debe ser concebido como limitante a la libertad de expresión, al revés: el derecho de réplica complementa la libertad de

expresión, ya que brinda la oportunidad a los ciudadanos que no tenemos un medio de comunicación, de aclarar o corregir una publicación falsa o inexacta, además de que paralelo a ello se nutre el debate público, pues se permite a la sociedad tener una visión distinta sobre un mismo hecho, lo que evidentemente abona a la democracia y a la pluralidad.

Cabe precisar que éste es un derecho que aplica lo mismo para servidores públicos que para ciudadanía en general: toda persona puede ejercer el derecho de réplica respecto de información falsa que le cause un agravio.

Entiendo que algunos medios de comunicación no estén acostumbrados a que un político se defienda en aras de nutrir el debate público, abundan los políticos corruptos, y no les interesa lo poco que queda tal vez de dignidad, por ello estimo no lo hacen. No es el caso de Luis Torre Aliyán: con la frente en alto y mientras conserve mi congruencia, con autoridad moral les digo que siempre encontrarán a un servidor público abierto al debate público.

Con el derecho de réplica gana la libertad de expresión, gana la audiencia, gana el agraviado, pero gana sobre todo el medio de comunicación al que se le solicitó, pues sin duda elevará el nivel de investigación y confirmación de información previo a difundir sus notas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here