EL PATINADERO

EL PATINADERO

La verdugo de sueños

Por Juan Antonio Montoya Báez


Una de las mujeres que más señalamientos y abusos sufrió y se pueden considerar hasta ofensivos y quizá injustos, ex la ex diputada federal MONSERRAT ARCOS VELÁZQUEZ, cuya carrera política en las filas del PRI ha sido meteórica y una envidia que no es de la buena para muchas y muchos de sus compañeros de partido.

>En Madero fue tan hábil que logró ganarse la confianza de alcaldes de diferentes corrientes políticas, como fueron GUADALUPE GONZÁLEZ GALVÁN, JAIME TURRUBIATES y otros a los que no dudo en traicionar si tenía que avanzar.

Llegó a ser diputada federal por la vía plurinominal gracias a las relaciones que sentó en la ciudad de México, donde se enroló con los grupos políticos más poderosos y fieles.

No hay manera de sacarla, llegó hasta el tuétano y eso le permitió escalar posiciones, es cierto el PRI está de bajada, pero no dudamos que todavía tiene carnita para quienes lo manejan, su votación, tanto el cautivo como el nostálgico, le permitirá todavía ganar diputaciones federales plurinominales, senadores de segunda mayoría y hasta podría ganar una gubernatura en el 2021.

Es por eso que MONSERRAT buscó y alcanzó la dirigencia nacional del ONMPRI, un nombramiento que tomó por sorpresa a muchas mujeres que cuestionaron su nombramiento, pero lo respetaron.

Ella seguramente ha llorado en lo privado, pues muchos de los ataques y señalamientos han sido duros, crueles, llenos de odio, mentiras y quizá injustos.

Sin embargo, MONSERRAT soportó de pie y sabe que debe aguantar, pues está nuevamente a un paso de conseguir otra vez repetir como diputada federal plurinominal.

MONSERRAT seguramente será postulada por el ONMPRI, además de poder negociar otras candidaturas para las suyas en otras entidades.

Su poder en la política priísta es grande, particularmente la que define las posiciones femeninas, pero hoy pasó de ser agredida a agresora. De buleada a buleadora y quien sabe que tanto le convenga.

No supo hacer bien las cosas, cuando se pasa al papel de villana o como en la lucha libre cuando las rudas son increpadas, así sucedió con MONSERRAT quien utilizó rudeza innecesaria para hacer el relevo de la dirigencia del ONMPRI en Tamaulipas.

No respeto las formas, ni sobó la espalda, abuso de su poder e hizo un movimiento que vino a descomponer la unidad en la que trabajaba el líder estatal del PRI, EDGAR MELHEM SALINAS, quien planea recuperar posiciones, pero parece que va sólo en esta lucha, quien la despidió con estas palabras:

“Hoy quiero hacer un reconocimiento a una amiga con quien he hecho equipo por muchos años, a COPITZI HERNÁNDEZ GARCÍA a quien reconozco como una mujer de resultados, que sabe hacer equipo, leal y comprometida con las causas de las mujeres. Los liderazgos se ganan, no se imponen.

Los grandes equipos se consolidan con o sin nombramiento, COPI seguirá siendo una líder que supo ganarse y consolidar un lugar especial en el priismo. Muchas gracias por tu trabajo y dedicación al frente de ONMPRI”.

COPITZI se enteró de su relevo por las redes sociales, su liderazgo estaba pactado por cuatro años, pero llegó a su fin. MONSE decidió acabarlo, ya atiende nuevos compromisos y pactos, trabaja por espacios para el 2021 convertida en verdugo de sueños.

Nuestras condolencias para la familia DIEZ GUTIÉRREZ NAVARRO por la partida de DON CARLOS DIEZ GUTIÉRREZ COLEMÁN, una persona de gran valía. Señora NENA, amigos HÉCTOR, SERGIO, CARLOS, FEDERICO, EUGENIO, MARTHA y ARTURO, un abrazo fraternal.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:
patinadero@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here