EL PATINADERO

Mala consejera

Por Juan Antonio Montoya Báez


Lo llamaron exagerado, hasta algunas groserías recibió, pero algo se hace bien en Nuevo Laredo en el tema de las medidas preventivas que se asumieron, aún con costo político, para impedir a cualquier costo más contagios y muertes provocadas por el Coronavirus.

Pocas veces hemos escuchado a un alcalde querer ocupar el último lugar y en este caso en particular lo ha dicho con insistencia, pretende ser el último en casos de Covid, actualmente se encuentra en el lugar seis en Tamaulipas.

Hasta el momento en la entidad los resultados no son buenos, con 23 mil 249 casos, con 4 mil 27 activos, 17 mil 496 recuperados y con mil 726 defunciones.

Matamoros es el centro de la pandemia con 4 mil 406 casos registrados; 3 mil 566 recuperados; 361 en investigación y 257 defunciones.

El segundo lugar es para Reynosa con 4 mil casos positivos, tres mil 089 recuperados, 646 en investigación y 549 defunciones.

El tercer lugar es para Tampico con 3 mil 797 casos positivos; 2 mil 969 recuperados, 439 em investigación y 195 defunciones.

Madero estaba en el cuarto lugar con dos mil 388 casos, con mil 863 recuperados, 284 nen investigación y 97 defunciones.
Ciudad Victoria es el quinto lugar con dos mil 250 casos positivos, de los cuales mil 541 se recuperaron, 396 en investigación y 109 defunciones.

Aquí es donde entra Nuevo Laredo en el sexto lugar con 2 mil 059 casos, con mil 455 recuperados, 164 en investigación, pero con un alto número de muertes con 241 casos.

Las autoridades sanitarias municipales ejecutan acciones precisas, como limpiar en las colonias que tienen el mayor número de casos.

También se incrementan los operativos viales, se multan a los conductores de unidades sin placas y se regalan cubre bocas a los ciudadanos.

Todavía no se aplican sanciones a los ciudadanos por no utilizarlos, pero sí hay una concientización para que respeten las medidas sanitarias.

El alcalde ENRIQUE RIVAS CUÉLLAR reconoce que las medidas que aplican quizá no sean las más populares, pero si resultan ser las más efectivas ante la disminución de casos de Covid-19, aunque están conscientes de que no pueden relajarse, pues el virus puede regresar con fuerza.

Aquí es necesaria la participación ciudadana y respetar las acciones anti Covid-19, pues los reportes de fiestas y reuniones en casas particulares continúan, pero por desgracia las autoridades no pueden intervenir por ser una propiedad privada.

Las albercadas son una oportunidad para la propagación de la enfermedad, pero esta irregularidad se registra en casi toda la entidad, los reportes de rentas de casas con albercas hay en diversos municipios.

Hemos escuchado de esta situación en Tampico, Madero y ciudad Victoria, donde por desgracia las autoridades no pueden hacer mucho por tratarse de una propiedad privada, sin embargo con su inconsciencia los asistentes pueden contraer y propagar la enfermedad.

Se trata de casas particulares, pero dejan de ser una propiedad privada cuando se trata de un problema de salud pública.

La codicia es mala consejera y todos merecen ganar dinero, pero no exponiendo a los ciudadanos.

Después no busquemos culpables de nuestras desgracias, mientras los ciudadanos no cooperen, la pandemia no será controlada, ya son más de 60 mil muertes en el país.

Está bien que el Subsecretario de Salud HUGO LÓPEZ GATELL y en el caso de Tamaulipas, la chiapaneca GLORIA MOLINA se equivocan, pero el éxito de sus recomendaciones depende de todos nosotros.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:
[email protected]

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here