EL PATINADERO

Pleitos de perros

Por Juan Antonio Montoya Báez


La Auditoria Superior de la Federación realizó una serie de auditorías en el ejercicio de los recursos en todas las dependencias estatales.

La ASF detectó en el gasto de Tamaulipas irregularidades por mil 594 millones de pesos de un total de 37 mil 342 millones de pesos que fueron enviados por el gobierno federal.

De acuerdo a la entrega de la cuenta pública del 2017, el monto de los recursos representa el 4.5 por ciento de los recursos enviados.

El documento establece que durante el gasto federalizado programable se revisaron 22 mil 910 millones de pesos, de los cuales fueron observados mil 333, mientras que de participaciones federales se auditaron 14 mil 432 millones y se observaron 260.0 millones de pesos.

Las inconsistencias detectadas son variables, pero las más graves son relacionadas con el Fondo de Infraestructura Social para las Entidades.

En el informe establecen que no ejercieron el 92 % de los recursos, únicamente lograron el 8 % de las metas y se calcula un daño a la Hacienda Pública por 107 millones de pesos.

También detectaron un subejercicio de 35 millones pesos, el cual se reintegró a la Tesorería de la Federación fuera de tiempo, estableciendo que el recursos no ejercido no se acreditó por que el vestuario y uniformes adquiridos se aplicaron para el funcionamiento directo de seguridad pública.

Esto es parte del informe de la Auditoría que se aplicaron a los recursos aplicados en el 2017, muchas de las observaciones pudieron ser solventadas, pero otras siguen en proceso de revisión.

Aqui la Auditoría Superior del Estado también realiza sus propias revisiones y se enfocó particularmente en el renglón de la Secretaria de Salud durante los últimos dos sexenios, pues las irregularidades superan con mucho las cantidades que hoy reclama la ASF.

Este expediente es independiente a las investigaciones donde se detectaron las empresas factureras que permitieron un desfalco de dos mil millones de pesos en el último sexenio de EGIDIO TORRE CANTÚ.

Sin embargo en las sorpresas que se encontraron es que muchas de esas factureras siguieron trabajando para algunos municipios de la zona centro.

Son tiempos de ajustes y de pleitos entre perros y gatos o azules y morenos, pero en todo ello, los que ganan son los ciudadanos que con la supervisión de los recursos se cuida su ejercicio y mejora la calidad de las obras.

Los que se fueron, los que llegaron y los que vendrán tendrán que regirse bajo nuevas normas. El propio AMLO puso la vara muy alta y cuando entregue el poder sufrirá junto con sus colaboradores las mismas reglas ahora que trae la espada desenvainada acusando a todos los que considera enemigos del sexenio.

En ese contexto, el alcalde de Nuevo Laredo, ENRIQUE RIVAS dio su total respaldo al gobernador FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA por la campaña de descrédito del que es objeto.

“A título personal, doy mi respaldo a la postura del gobernador FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, en su intervención de manera clara y directa ante la CONAGO, así se enfrenta a estos señalamientos de los que hoy es sujeto”, expresó.

RIVAS dijo que la respuesta del gobernador al gobierno federal fue firme y de frente en la que dejó claro que no permitirá que desacrediten su persona y trabajo por propósitos electorales.

“Como siempre lo he dicho, es entrón, echado para adelante y habla las cosas por su nombre, esto nos indica a hacer lo propio, a no bajar la guardia y entrarle con todo”, señaló RIVAS CUÉLLAR.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:
[email protected]

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here