EL PATINADERO

abogado

La huella de la destrucción

Por Juan Antonio Montoya Báez


Los gritos de la alcaldesa de Reynosa, MAKI ORTÍZ DOMÍNGUEZ se lanzaron con todo para ayudar a los afectados por las inundaciones provocadas por el huracán Hanna.

Las cosas no pintaban bien en el municipio con 60 colonias inundadas, tres niños desaparecidos, reportaban la muerte de una mujer, pero lo peor podría llegar con el desbordamiento del Río Bravo.

La alcaldesa MAKI ORTÍZ lanzaba exhortos a los ciudadanos para que procedieran a desalojar las viviendas contiguas a las orillas de este poderoso afluente.

La alarma se daba en la zona centro, colonia del Prado, ejido las Longorias, El Porvenir, Ejido El Banco, Manuel Tarrega, Ferrocarril Oriente, Aquiles Serdán, Carmen Serdán.

La petición es para que todos los habitantes acudan a los albergues municipales que fueron habilitados en las instalaciones del Polideportivo y Auditorio Municipal.

También en Valle Hermoso se reportaban colonias y ejidos inundados, por lo que la Sedena decretó el plan DN III para atender los damnificados en estos municipios, además de Matamoros.

Sin embargo, era Reynosa el más afectado, donde miles de familias perdieron sus pertenencias y buscaban refugio en los albergues temporales que habían sido desinfectados por las autoridades para atenderlos en las mejores condiciones posibles.

Las instalaciones deberían ser limpiadas a fondo para evitar al máximo los posibles riesgos de contagio del Coronavirus, que en este municipio se convertía en una verdadera pandemia y las autoridades de la Secretaria de Salud reconocían su fracaso.

Reynosa contaba con 3 mil 208 casos con 368 defunciones, seguido por Matamoros con 3 mil 25 casos y 147 muertes declaradas.

Las cosas ya estaban difíciles, pero las cosas se complicaron todavía más para los reynosenses, con el Covid y las inundaciones que destrozan la ciudad, más no la fe y entereza de sus habitantes.

Como dicen en el rancho, ya éramos muchos y parió la abuela.

Por cierto nos llega información de que el diputado federal ERASMO GONZÁLEZ ROBLEDO no solamente contagió a la señora URUSULA MOJICA OBRADOR, quien falleció, sino que también resultó enfermo su esposo ROBERTO SALAZAR GARCÍA, su hijo JOSÉ ROBERTO SALAZAR y el yerno de la señora URSULA, quien es DIONISIO CRUZ GUERRERO, diputado federal suplente.

También podría aparecer en la lista ANTONIO BRAÑA CARRANZA, un ex diputado local del PRI que colaboró con varios gobernadores.

Más que irresponsable, ERASMO es el responsable de una cadena de contagios mortales.

En esa epidemia, tenemos que el coordinador de las delegaciones, JOSÉ RAMÓN GÓMEZ LEAL también es víctima de su propia irresponsabilidad al resultar infectado, por lo que fue trasladado a Monterrey, donde era estabilizado.

JR GÓMEZ recibió reclamos de alcaldes por entregar apoyos a adultos mayores sin respetar la sana distancia, pero no hacía caso y hoy es víctima de esa enfermedad que tanto ignoró.

Uno de los alcaldes que más reclamaba por los eventos masivos de JR, era el neolarendese ENRIQUE RIVAS CUELLAR quien reporta que por desgracia la semana inicia con más decesos y contagios, por lo que la insistencia en su demanda de quedarse en casa como la forma más efectiva de frenar la pandemia.

Nuevo Laredo cierra con dos muertes y 24 nuevos contagios con lo que se eleva a los mil 407 casos positivos y 116 decesos.

RIVAS CUÉLLAR hizo un enérgico exhortó a la ciudadanía a llevar a cabo con firmeza la más eficaz medida contra el Coronavirus: ¡quédate en casa!

Regresando con Matamoros, el alcalde MARIO ALBERTO LÓPEZ HERNÁNDEZ sigue supervisando y coordinando los esfuerzos que realizan los integrantes Protección Civil, en la atención a las afectaciones causadas por el huracán “Hanna”, el cual provocó anegación en colonias consideradas como bajas.

Acompañado por integrantes de su gabinete, entre ellos, MARCO ANTONIO HERNÁNDEZ ACOSTA, secretario de Desarrollo Urbano y Ecología, el alcalde recorrió diversos puntos que resultaron con mayor afectación, debido a las 5 pulgadas de agua que “Hanna” dejó en Matamoros.

Visitó algunos de los principales drenes de la ciudad, en donde hubo necesidad retirar tapones de tierra que impedían el flujo del agua, entre ellos, el Dren conocido como Periférico y más hacia el sur de la ciudad el Emisor Principal, a la altura de la avenida Portes Gil.

También constató los trabajos que realiza el personal de la Junta de Aguas y Drenaje en colonias anegadas, entre ellas, Los Sauces, una de las zonas más afectadas con las precipitaciones pluviales.

Empleados de Limpieza Pública, Espacios Públicos, Protección Civil y Bomberos, entre otras dependencias trabajaron retirando árboles caídos, contenedores de basura arrastrados por la corriente del agua, retirando desechos de las bocas de tormenta, entre otras acciones.

Hoy más que nunca se necesitan los recursos del Fonden, la huella de la destrucción que dejó Hanna en la frontera se siente en el rostro de los miles de damnificados.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto: patinadero@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here