EL PATINADERO

Reviven los Narco Satánicos

Por Juan Antonio Montoya Báez


En el PRI no hay pronósticos buenos, ni malos, simplemente lo que llegue es positivo, en un camino donde cualquier resultado será tangible, después de las condiciones que dejaron al PRI.

Los anteriores dirigentes que fueron impuestos por el ex gobernador EGIDIO TORRE CANTÚ, como fueron SERGIO GUAJARDO y YAHLEEL ABDALÁ CARMONA que lo entregaron en condiciones deprimentes, sin recursos, ni posiciones políticas.

El PRI tiene tres diputaciones locales, una federal y solamente dos alcaldías, la más importante es la de Miguel Alemán, con SERVANDO LÓPEZ MORENO.

GUAJARDO perdió las Senadurías y diputaciones; mientras que YAHLEEL fracaso en la defensa de las alcaldías y diputaciones. Perdieron las prerrogativas por baja votación y multas del INE, por lo que reciben poco más de un millón de pesos mensuales de los cuatro que tenía GUAJARDO.

La carga es grande y las cuotas de la militancia son inexistentes, el tricolor fue desmantelado en unos cuantos meses y luchan por reestructurarlo en los tiempos del Covid.

El dirigente EDGAR MELHEM SALINAS la tiene complicada, pero también fácil a la vez, pues si gana una diputación local y más de dos alcaldías, simplemente habrá superado a sus anteriores dirigentes, pero además revitalizaría al tricolor en Tamaulipas que se niega a morir.

EDGAR sabe que para alcanzar los resultados, necesita del apoyo y colaboración de la diezmada militancia, por lo que no puede revolver preñadas con paridas.

Se desmarcó de la posibilidad de ser el candidato a la gubernatura, cuando un medio de comunicación hizo una encuesta donde lo colocó al lado de BALTAZAR HINOJOSA OCHOA, RAMIRO RAMOS SALINAS y ENRIQUE CÁRDENAS DEL AVELLANO.

EDGAR señala que no está en sus planes alcanzarla, pues su mirada la puso en el proceso del 2021, por lo que siempre listo para atender a sus potenciales enlistados.

Como líder no puede aspirar a la gubernatura, ese tipo de experiencias no son buenas y sabe que si es enlistado por la diputación local o federal por la vía plurinominal nadie podrá reprocharlo.

De los nominados, RAMIRO RAMOS SALINAS dice abiertamente querer ser candidato a gobernador, por lo que luchará por obtener esa nominación, pero se descarta como aspirante a la alcaldía de Nuevo Laredo, pues aunque ama a su ciudad, por el momento su energía se enfoca en obtener la candidatura, la misma que también buscó en el pasado, pero se la cedieron a BALTAZAR, quien señala que por el momento no le interesa repetir la experiencia.

De ENRIQUE no hay mucho que especular, claro que buscaría ser el candidato a gobernador, aunque primero intentaría ser alcalde para tener una proyección estatal que le permita poder dar la pelea por la gubernatura.

Los aspirantes priístas están tan pobres que podrían imitar al ex presidente VICENTE FOX QUEZADA e inscribirse en la página de Cameo para cobrar alrededor de 5 mil pesos por cantar las mañanitas personalizadas.

Imagínese pagando por la voz de BALTAZAR, ENRIQUE, RAMIRO o el mismo EDGAR, en el mundo del revés todo puede suceder.

Lo que no tiene nada que ver con el hecho de que otra vez Matamoros será puesto en el pandero, será revivido el tema de “Los Narco Satánicos”, al ser creada por Netflix una serie donde el actor DIEGO BONETTA encarnará a ADOLFO DE JESÚS CONSTANZO, el jefe de los narcotraficantes que hacían sacrificios humanos como parte de sus ritos sangriento para pedir protección a sus dioses.

Como siempre la publicidad mala es gratis.
Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:
patinadero@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here