HUMO BLANCO

EMILIO PODRÍA SALPICAR

Por Clemente Castro González


Lo que saldrá a flote en el caso de EMILIO LOZOYA AUSTIN, luego de que se haga efectiva su extradición desde España, será algo inédito en nuestro país porque se trata de un “distinguido” miembro de la clase política y alguien que participó en la alta burocracia en el sexenio anterior.

Decimos esto debido a que los llamados “peces gordos” que se han visto inmersos en corrupción y otros delitos, lograban librarla protegidos por un entramado de complicidades e impunidad que se presentaba y aún se da.

Pero además, aquellos personajes que caían de la gracia de los jerarcas que movían el sistema no eran castigados en México sino que, por lo general, se los enviaban a la justicia de los Estados Unidos.

Esa es la diferencia en tanto que LOZOYA dará santo y seña pero ante el sistema de procuración y administración de justicia mexicana.

Lo interesante es que el ex director de Petróleos Mexicanos (PEMEX) acepto, de manera voluntaria, su extradición y, por tanto, su deseo de colaborar con la Fiscalía General de la Republica (FGR) para aportar evidencias sobre los delitos de que se le acusa, entiéndase corrupción, lavado de dinero, cohecho y apropiación indebida, en los cuales habrían participado el empresario ALONSO ANCIRA, de Altos Hornos de México (Ahmsa) y la empresa brasileña Odebrecht.

Lo que se espera es que LOZOYA pueda aportar información en base a datos duros sobre la manera en que se cometieron una serie de ilícitos en perjuicio del erario público.

Desde luego que la lista de implicados debe ser amplia en tanto que no solo se trata de ANCIRA sino de mandos en la empresa brasileña y, obvio, políticos y funcionaros.

Lo que diga EMILIO seguramente involucrará al propio ex presidente, ENRIQUE PEÑA NIETO y salpicará a cualquier cantidad de personas que se mueven en los asuntos de poder y las empresas.

Recordemos que persiste la versión de que LOZOYA habría recibido de directivos de Odebrecht una aportación millonaria, parte de la cual al parecer se invirtió en la campaña electoral de PEÑA NIETO, cuanto aspiraba al ejecutivo federal.

A la postre, el priista resulto triunfador y, una vez en el mando, se le dio atención especial a la empresa brasileña.

Se menciona que tal empresa habría tenido actividad en entidades de la República entre los que se enlista a Veracruz, Hidalgo y Tamaulipas, en el 2012, en donde estaban al frente de las administraciones gobernantes de filiación tricolor.

De modo que no tardamos en volver a estar en la ola informativa una vez que el detenido empiece a “soltar la sopa”.

¿Hasta dónde llegará la aplicación de la ley en torno al asunto en mención? Eso esta por verse y la expectativa es conocer la forma en que se amasaron fortunas a través de una alianza “ganar, ganar”, entre políticos y empresarios.

Tampoco les va ir nada bien a renombrados priistas, con la enmendada de plana que les están haciendo en cuanto a la llamada “verdad histórica” con lo que se trató de cerrar lo de la desaparición de 43 estudiantes de Ayotzinapa, en septiembre del 2014.

Sucede que, en aquel entonces, JESÚS MURILLO KARAM, mismo que despachaba en calidad de Procurador General de la República (PGR), junto a sus allegados, armaron historias que, en el presente, se vinieron abajo y alguien tendrá que pagar ante el desaseo y los atropellos cometidos.

Recordemos que MURILLO KARAM sigue siendo un distinguido militante priista e incluso despacho en la Secretaría General de ese partido.

Y conste que no se trata de endosarle los ilícitos al PRI, porque en los partidos hay de todo, pero tampoco debe minimizarse que estamos hablando de figuras destacadas del tricolor que tuvieron cargos muy importantes en el mandato de PEÑA NIETO. Cierto: no es el Revolucionario Institucional pero si sus militantes.

Se ve venir un ajuste y no son buenas noticias para los que, en su momento, gozaron de las “mieles del poder” dada su capacidad operativa, secrecía y probada complicidad.

RULETA

En horas se sabrá el resultado de los encuentros que sostendrán los presidentes de Estados Unidos, DONALD TRUMP y de México, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

La incógnita esta por despejarse, pese a que, desde ya, hay quienes presagian malas nuevas para nuestra nación y un afianzamiento del “encampañado” para los comicios del noviembre próximo en que pretende reelegirse.

Hay voces que previo al viaje de LÓPEZ OBRADOR a los Estados Unidos, no pararon en sostener en que se cometía un grave error al haber aceptado la invitación de TRUMP.

Pero una cosa son la opiniones y otra lo que decidió el mandatario mexicano.

Ahora tendrá que demostrar firmeza en la defensa de los intereses nacionales o de lo contrario se abrirá un frente amplio que será capitalizado por sus detractores.

Lo que se documenta es que el vecino del norte maneja una retórica hostil y no dudará en utilizarla con el propósito de hacer propaganda. El punto es que enfrente tendrá a alguien que difícilmente se queda callado.

Al margen de filias y fobias, lo que menos debe quererse es que le vaya mal a México y la obligación del presidente es ubicarse a la altura de las circunstancias.

AL CIERRE

Las pugnas se dan en las “mejores familias” y a esa expresión popular no escapa el comercio organizado.

Ello lo acabamos de ver cuando un grupo de integrantes de la iniciativa privada de Victoria se manifestaron y lograron que las autoridades les permitieran abrir sus negocios, atendiendo las medidas sanitarias, a partir del próximo sábado.

Al frente de los que realizaron la protesta estuvo PERRY SMITH, alguien que acaba de declarar que el comercio local esta “valiendo sorbete” debido a que no hace por sus agremiados.

Sin duda que el miembro de la CANACO se refiere a los líderes de su agrupación en el municipio capitalino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here