EL PATINADERO

LOS AMORES PERROS DE JR

Por Juan Antonio Montoya Báez


El amor es amor y da gusto ver a la gente desbordarse con las muestras de cariño por sus mascotas, es común verlos felices, pues reciben amor incondicional, no hay amor más sincero que la de un lindo perro.

Las mascotas brindan amor incondicional, no exigen nada a cambio, llenan nuestras vidas de aventuras y diversión con sus travesuras, por eso muchos prefieren la amistad de un perro que tiene todas las cualidades que desearíamos tuvieran todos los seres humanos a nuestro alrededor.

Los dueños de las mascotas por lo regular tienen una vida feliz, con un buen estado de ánimo, pero también hay aquellos que se obsesionan con sus animalitos para suplir vacíos amorosos, existenciales y olvidar traiciones.

En ese sentido nos topamos, con el siguiente mensaje en el Facebook:
“¿Se acuerdan de Mac?

En la pasada reunión que tuvimos con el Presidente en Cd. México aproveché para visitar a mi fiel amigo en su escuela de entrenamiento, ya pronto estará de nuevo en casa y acompañándome en las constantes giras de trabajo”.

Debemos establecer claramente que estamos a favor de la protección de los animales, de todos los seres vivientes que tienen una gran aportación a nuestra existencia.

Sin embargo nos preguntamos qué caso tiene presumir un estilo de vida Hollywood, cuando México vive una de las peores crisis económicas y políticas frente a la pandemia del Covid que provoca que más de medio millón de mexicanos despedidos en el país.

Es por eso que suena demasiado superficial que después de visitar al rey de la austeridad republicana, el presidente ANDRES MANUEL LÓPEZ OBRADOR y que seguramente le recomendó cuidar los recursos, que JOSÉ RAMÓN GÓMEZ LEAL presuma su amor.

Esa es la gran realidad, a los ciudadanos no nos interesa conocer que gasta alrededor de 50 mil pesos en el adiestramiento es un pastor belga.

Para un padre de familia recién desempleado por la pandemia, madre soltera o un abuelito abandonado es insultante ver como un funcionario público gasta esos recursos en educar a su perro, pues si es amante de los animales bien pudiera adoptar animales en la calle o entregar ese dinero a los más necesitados para que paguen los servicios, comprar ropa o calzado. Las despensas no son suficientes.

Definitivamente no vemos con malos ojos que eduque a su pastor, ni tampoco que lo ame o suba fotos dándole besos o paseándolo, pero no tiene que presumir que le sobran 50 mil pesos para educarlo en una escuela de inteligencia canina.

Parece demasiado torpe, tonto y superficial, cuando el gobierno de la IV Transformación al que pertenece, entrega préstamos de 25 mil pesos a los comerciantes, cantidad que ellos consideran suficiente para enfrentar la pandemia.

JOSÉ RAMÓN no es un integrante de las KARDASHIAN, no es un socialite, es un político al que le pagan como delegado federal, no para presumir que contrató un entrenador canino en la ciudad de México.

El papel de socialite no le queda, cuando es un político que aspira a gobernar Tamaulipas, que debe olvidar presumir su inversión en sus amores perros, los ciudadanos esperan resultados, cuando las delegaciones se revuelcan en medio de denuncias de corrupción que ya fueron llevadas a la Fiscalía General de Justicia donde se embarran a delegados federales y sus cercanos por extorsiones y malos manejos en los contratos y compras.

Las mordidas son mucho más grandes, voraces y fuertes que las enseñadas a Mac en una escuela de inteligencia canina.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:
patinadero@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here