EL PATINADERO

LOS 258 CARTUCHOS

Por Juan Antonio Montoya Báez


En Madero los llamados del municipio parecen tener éxito en la comunidad que los atiende de una y otra manera para apoyar las tareas de bienestar y seguridad. No todo puede ser exitoso, pero algunos de sus programas si lo son.

Los ciudadanos tienen ese compromiso moral y es por ello que se dio una buena respuesta de los ciudadanos a la campaña de canje de armas.

Son muchas las personas las que se han presentado en el módulo de armas que instaló el 52 Batallón de Infantería en las afueras de la presidencia de Madero donde se reciben cartuchos y armas a cambio de dinero.

La campaña de desarme es tan exitosa que se mantendrá en el municipio debido al movimiento registrado, donde los militares que reciben las armas de inmediato proceden a cortarlas para que los ciudadanos que hacen las entregas voluntarias tengan la certeza que de que dichas armas van directamente a la basura.

Los elementos de la Sedena responsables del módulo manifiestan su beneplácito por la respuesta, pero de todos modos lanzaron un exhorto a los ciudadanos para que participen en la campaña de desarme que se aplica en todo el sur de la entidad.

La Sedena también impulsa otra campaña dirigida a la educación y participación de los niños que entregan sus juguetes bélicos a cambio de artículos didácticos o útiles escolares. La acción busca cambiar la cultura de que las armas son un juego y que por lo regular surgen en el interior del hogar.

Algunos ciudadanos han recibido hasta 4 mil pesos en efectivo y han entregado diversos tipos de pistola y calibres.

La campaña es tan exitosa que una abuelita llegó con una pistola calibre 38 y 258 cartuchos de diferente calibre que entregó en el canje de armas a cambio de  dos mil 650 pesos.

La abuelita tiene tan buena memoria que aseguró que tenía el arma desde hace más de 60 años, pero decidió entregarla ante el temor de un accidente provocado por sus nietos.

El director de Prevención del Delito, ZENÓN CRUZ HERNÁNDEZ dijo que la anciana no fue cuestionada  respecto a la posesión de los cartuchos y armas.

“Es una señora que tenía esa arma resguardada en su casa, pero ante el temor de la inseguridad que está pasando, y de que alguno de sus nietecitos fuera a tomar el arma decidió traerla”.

El sur es la tierra de los cartuchos y es muy cierto hay muchos quemados o destruidos, bueno al menos estos fueron reciclados y tiene precio.

Pagan por ellos según el calibre, por ejemplo muchos priístas pasaron a formar parte de  las estructuras del PAN y Morena en Tampico y  Madero.

Los tricolores son cartuchos quemados, no podemos defender ni siquiera a la diputada federal de Morena, OLGA SOSA, porque no ganó por su popularidad, si no por el peso de la campaña presidencial de ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR. Sola no gana ni en su casilla.

Definitivamente es en Madero donde hay mayor cantidad de cartuchos quemados y son mucho más que los 258  que entregó la abuelita  a los militares.

Los principales compradores de cartuchos quemados o reciclados son los jefes políticos de los municipios, como es el caso de ADRIÁN OSEGUERA KERNIÓN  en Madero y JESÚS NADER NASRALAH en Tampico.

Los afectos se sienten y se distinguen, en el sur seguirán destruyendo y reconstruyendo cartuchos para el 2021. La caminata es muy larga y nadie tiene ganas de correr.

Los cartuchos no quieren ser percutidos y desechados, cuando  hay mucho más que la supervivencia política en juego.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:

patinadero@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here