EL PATINADERO

PERDIERON LAS RATAS

Por Juan Antonio Montoya Báez


No entendieron la capacidad de maniobra y siguieron empecinados en tumbar su candidatura a patadas y bravatas.

Ellos que iniciaron su campaña con el aval del tercer piso, les dieron el permiso, pero no entendieron que debían de cumplir con ciertos requisitos, como lealtad e institucionalidad, por el contrario jugaron al vivo y terminaron perdiendo rumbo.

Son como las adolescentes que en su primer permiso les dicen que deben volver a las doce de la noche con el típico permiso de la cenicienta y como castigo les cancelan permisos por varios meses.

Eso sucedió con candidatos que primero presumieron una amistad y padrinazgo con un alcalde cuya mayor preocupación es salvar su administración.

El otro personaje se cobijó en un principio en el tercer piso, le dieron la venia y herramientas para trabajar, pero se equivocó cuando creyó que ya era el seguro ganador, empezó a reunirse de manera clandestina con personajes de la izquierda.

Cuando lo detectaron, de plano se lanzó a los brazos de Morena, creyendo que era el mejor camino para alcanzar su triunfo sindical, basado en las modificaciones que se hicieron a  la normatividad que rige la vida laboral y sus agrupaciones.

Esa era la reforma que habla del voto universal, pero nunca entendió, su cerebro y soberbia no se lo permitieron, que la iniciativa entraría en vigencia hasta el próximo año.

Debió entender que la convocatoria se redacta, modifica y aprueba solamente en el tercer piso, que no hay otro lugar. La democracia se encuentra siempre en el cajón de un escritorio, donde se deciden los vaivenes de la política.

Su asistencia al informe del gris senador de Morena, AMÉRICO VILLARREAL ANAYA fue el último recordatorio que seguiría una línea contraria y en donde sólo aceptaría sugerencias de Morena, poniendo distancia del sistema estatal, peligrando las relaciones con los burócratas.

Es por eso que finalmente y al cumplir con todos los requisitos marcados por la convocatoria, BLANCA VALLES RODRÍGUEZ  fue elegida por unanimidad por los 263 delegados por un periodo más al frente del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado de Tamaulipas.

El voto fue unánime, los delegados que representan diversos centros de trabajo del estado votaron por la continuidad y tranquilidad, dándole todo el apoyo para BLANCA VALLES, quien agradeció la confianza y se comprometió a trabajar  para lograr más y mejores beneficios para los trabajadores sindicalizados.

“El trabajo en conjunto y la buena disposición con las autoridades estatales es fundamental para lograr que los trabajadores tengan mejores condiciones de vida”, señaló la líder sindical al mismo tiempo que reconoció el apoyo del Gobernador, FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA para atender las demandas de la clase trabajadora.

Estableció que se viven tiempos inéditos “en donde ya no todo se puede sacar del gobierno  estatal o federal, por lo que se necesita un sindicato proactivo, creativo y que luche por unificar a la base laboral”.

BLANCA tomó protesta, allá afuera se quedaron los enojos y frustraciones, tomaron las instalaciones aquellos que nunca entendieron el mensaje que no necesita de claves para descifrarlo.

Ayer todavía tuvieron una actitud rebelde y agresiva, pero perdieron, los que alientan la democracia sindical prefirieron la continuidad, antes de iniciar un experimento donde las ratas de laboratorio salieron perdiendo.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:

patinadero@hotmail.com

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here