AGENDA PÚBLICA

LOS VOTOS DEL PRI, ES EL REFLEJO DEL PARTIDO

Por Salvador Leal Luna


Sin duda alguna que el Partido Revolucionario Institucional (PRI), luego de la elección nacional para renovación del CEN del PRI en México. Es ya un reflejo obscuro, porque de ese dizque más de 6 millones de militantes que la autoridad federal electoral determinó, según los datos solo voto casi los 2 millones de militantes; es decir ni el 50 por ciento.

La planilla encabezada por Alejandro Moreno Cárdenas, mejor conocido en el bajo mundo de la política como “alito”, según los datos de votación tiene casi el millón y medio de los militantes priista en el país. Lo que indica que no está legitimado con el 50 por ciento y esto refleja lo que hoy es este buró político en el país.

Creo que si este partido desea ser lo que fue en sus antepasados, con esta nueva dirigencia encabezada por el tal “alito” debe de comenzar a trabajar y en serio y no se vaya a convertir en un partido esquirol del actual gobierno federal que encabeza el predicador de México, Andrés Manuel López Obrador, máxime a que desde que se nombró como posible candidato a la dirigencia nacional del PR, ya se hablaba de cierta afinidad con López Obrador.

La desaparición del PRI; sino hay un trabajo serio, responsable y con altura de miras, está a la vuelta de la esquina, ya que en las próximas elecciones, tiende a desaparecer, porque si ahorita cuenta con 12 gubernaturas en el país, en estas próximas elecciones, puede que no obtenga ninguna de las que estarán en juego. Esto por los actuales resultados de la elección interna del pasado domingo 11 de agosto.

Ya en las antepasadas elecciones, este partido político venía perdiendo posiciones políticas como Ayuntamientos y Congresos Estatales, por lo que su fuerza es incierta y no conmueve ni a los propios priistas que se dicen de hueso colorado. Haber votado casi dos millones de los más de 6 millones de militantes según el INE es “imperdonable”.

Por lo pronto, con esa irrisoria cantidad de votos que obtuvo el tal “alito”, creo que no convence, ya que su segunda competidora la tal Ivonne Ortega, sólo obtuvo más de 158 mil votos de esos 6 millones, en tanto, la tercera, Lorena Piñón, obtuvo algo así como 42 mil votos. Es más no sirvieron ni de comparsa para el que será el próximo líder nacional del PRI en México.

En sí y una vez que tome protesta como líder nacional del PRI, Alejandro Moreno, debe de llevar a cabo primero una renovación de la dirigencia nacional, luego las dirigencias estatales comenzado con la de Tamaulipas, a cargo de esa tal  Yalheel Abdala Carmona, una mujer “improductiva”, entrego el partido al mejor postor, pero va a ser diputada plurinominal debido a eso.

Aquí lo resultados de esta tal, Abdala Carmona, son un cero a la izquierda; es decir los priistas votaron más en esta elección interna con más de 100 mil votos, que en la elección pasada que no llegaron a 90 mil. Y que sólo tendrán tres diputados locales en la próxima legislatura. Y me atrevo a decir que serán sin duda comparsa del PAN que tendrá de nuevo la mayoría en el Congreso del Estado.

También, en manos de “alito”, no sólo estará la renovación del Comité Directivo Estatal del PRI en Tamaulipas, sino también la designación de quien será el titular de la fracción del PRI en esta próxima legislatura que inicia el primero de octubre de este año, donde es necesario que debido a los nulos y malos resultados electorales, no le deben de dar la coordinación de ese grupo parlamentario a la tal Yalheel Carmona.

Debe ser sólo una diputadilla equis en Tamaulipas, porque cuando fungió como legisladora federal, repito se caracterizó por ser muy improductiva, así lo fue como líder estatal, ya que sólo ha servido a su padrón o padrino un llamado, Egidio Torre Cantú.

Por hoy es todo.

HASTA LA PRÓXIMA.

Correo Electrónico.

leal6418-14@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here