EXPEDIENTE

AMLO Y SU ESTILO

Por Azahel Jaramillo H.


Uno.- Andrés Manuel López Obrador como ningún otro Presidente electo de México como ningún otro del pasado reciente emprende acciones y busca reflectores. Aún no se ciñe la banda presidencial y ya actúa como Presidente.

Nomás ganó las elecciones el domingo primero de julio y ya el martes estaba entrevistando en Palacio Nacional con el Presidente Peña Nieto. El protocolo indicaba que debían verse en Los Pinos como ha sido el antecedente, pero sin duda AMPO se impuso y se entrevistaron en Palacio. Además, López Obrador parece tenerle fobia a Los Pinos pues ya dijo que no va a vivir ahí.

Al tabasqueño nada le parece. Pero en todo caso la prudencia señala que debería vivir con su familia en la llamada “residencia oficial”, dado que además dicho lugar es una fortaleza que le garantiza plena seguridad.

En el pasado los presidentes algunos solía tener la gentileza de abandonar Los Pinos desde meses antes para que el nuevo Presidente pudiera hacer las adecuaciones necesarias.

Por mucho que diga AMLO que a donde vaya a residir, en este caso Palacio Nacional habrá erogaciones. Y sobre todo ausencia de seguridad total.

En los regímenes priistas el Presidente electo se limitaba a preparar su discurso inaugural y a decidir su gabinete. Lo0s dos Presidentes electos panistas Vicente Fox Quezada y Felipe de Jesús Calderón Hinojosa siguieron la tradición y comportamiento de los Presidentes electos priistas. AMLO rompió con esa larga tradición de costumbre pública e inició una hiperactividad que no tiene precedentes.

Además de no querer vivir en esa fortaleza que es Los Pinos, AMLO no solamente se ha lanzado contra el avión presidencial que quiere vender, sino que se ha negado a utilizar cualquier otra aeronave presidencial. Es más ya dijo que va a vender toda la flotilla aérea presidencial, es decir todos los aviones, avionetas y helicópteros. Lo cual también es una imprudencia en la lógica de la seguridad y la logística.

En los Estados Unidos cuando ha habido crisis como el caso del ataque terrorista a las Torres Gemelas en el año 2000 el Presidente de inmediato se sube al avión presidencial.

Pero AMLO es otra cosa. Y ya hasta anunció que no solamente se va a bajar el sueldo sino que también hará lo mismo con los magistrados del Poder Judicial de la Federación, que no están nada contentos y advierten que se van a amparar.

Y como nunca antes un futuro titular del Poder Ejecutivo lo había hecho, AMLO ya se puso a debatir con un conductor de televisión, Carlos Loret de Mola, de quien lamenta “que desinforme  y busque infundir miedo con el asunto de la consulta sobre el nuevo aeropuerto”.

Ha dicho AMLO que el país está en bancarrota y cuando los líderes empresariales le reviran que… “hay problemas, pero la nación no está en bancarrota”, no matiza e insiste en la bancarrota.

Recuerdo que un Gobernador de Tamaulipas decía que “el Gobernador en sus declaraciones no está para crear conflictos. Sería una negación de las actividades del Gobernador El Gobernador siempre está y debe estar para poder instrumentar soluciones a los conflictos no para exacerbar ni crear conflicto sino para resolver. Por eso a veces me niego rotundamente a crear controversia en los problemas. Mejor crear la solución a los problemas. Nos importa tener tranquilidad en el estado, porque es importante para el desarrollo de la sociedad”.

Y se trata de una entidad federativa, no de la nación entera. López Obrador es beligerante. Esperemos que sea justo para el cabal desarrollo de México.

Dos.-  En el puerto de Tampico el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca convivió con los profesionales de la medicina del sur del estado y les dijo: «Quien goza de buena salud, cuenta con acceso a oportunidades de desarrollo».

Acompañado por la secretaria de Salud, Gloria Molina Gamboa, presidentes municipales de la zona sur Tampico, Madero y Altamira y por representantes de las instituciones que conforman el sector salud en Tamaulipas, el Gobernador García Cabeza de Vaca manifestó su apoyo a las acciones que permitan mejorar las condiciones laborales del gremio.

Les reiteró su disposición de continuar otorgando herramientas para mejorar la calidad de la atención con total respeto de los derechos humanos, acercar los servicios a familias vulnerables e implementar estrategias innovadoras para prevenir y anticiparse a las enfermedades, como el programa «Tam te cuida», que beneficia a más de 250 mil personas.

«Somos el ejército de la salud de Tamaulipas, representados por este magnífico cuerpo de médicos, mujeres y hombres, al servicio de la población, orgullosos de trabajar en el Sector Salud público y privado» destacó Molina Gamboa.

En el encuentro, el jefe del Ejecutivo estatal entregó reconocimientos, estímulos  a los médicos. NOS VEMOS.

Azahel Jaramillo Hernández

azahel_jaramillo@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here