Precisando

Alcaldes – Transparencia – CDV

José del Carmen Perales Rodríguez


El inicio del proceso electoral para la renovación del Congreso del Estado en 2019, también fue la señal de arranque para todos los alcaldes y sus afines en los cabildos, así como quienes integran los organigramas municipales, al menos eso es lo que se indica el manual político aunque no en todos los casos, según lo que se ha visto, le han hecho caso.

Y es que resulta que mientras aquellos que quieren impulsar su divisa política para aprovechar el momento que viven le están poniendo ganas, hay otros que parecen no haberle agarrado la punta a la madeja y están dejando huecos que sus rivales están llenando con sólo acelerar un poco el paso.

Lo que hasta ahora se ha visto en las alcaldías sigue siendo, repito en algunos casos, muy poco para lo que realmente necesitan las siglas que los hicieron llegar a donde están, eso es lo que se percibe entre la clase media baja que es de donde salen la mayoría de los votos.

El reclamo es sólo uno en aquellos municipios donde aún no hay rastro de aquellos alcaldes que llegaron con todo el punch y el deseo de servir: No aparecen, al menos hasta ahora, con todo y la dispensa de que apenas van, 28 días naturales.

Sin embargo son cuatro semanas en que algunos de los más elementales servicios han comenzado a ser cuestionados, porque son los que más saltan a la vista, de ahí la preocupación de las centrales partidistas y sus respectivos prospectos que ven cómo se les viene el tiempo encima y aún no tienen nada qué presumir, mientras la cuenta regresiva sigue adelante.

Otra recomendación que sale desde la misma militancia es que no le saquen la vuelta a los reflectores, que presuman todo lo que hacen, andan haciendo o quieren hacer, pero también que no cambien y que si fueron con un halo de humildad y sencillez a pedir el voto a un barrio o una colonia, que ahora no regresen más blindados que el presidente electo.

Algunos deben tener presente que alguien los palomeó y los respaldó en sus aspiraciones por tanto no le pueden quedar mal, su compromiso es mayor que aquellos que llegaron por un efecto nacional más que por su palmarés personal.

Así es que señores alcaldes: ¡Aparezcan ya, porque los votos no llegan solos!

APUNTE.- La obligatoriedad que tienen los tres niveles de gobierno con la transparencia y la rendición de cuentas sigue siendo una tarea inacabada, porque todavía hay quienes le sacan la vuelta principalmente a presentar sus declaraciones de intereses, patrimonial y fiscal (3de3) pretextando razones de seguridad.

Sin embargo en ese mar de excusas hay excepciones que son muestra más que de compromiso, de congruencia, al cumplir y ganar con ello credibilidad y confianza entre sus gobernados, como es el caso del Ayuntamiento de Victoria porque el alcalde Xicoténcatl González Uresti impulsa la creación de una comisión de transparencia.

Por lo pronto la Coparmex local, en voz de su presidente Mario Flores Pedraza, ya opinó al respecto y demandó que la transparencia sea plena, total, absoluta, que no sólo se muestre en qué se gasta el dinero de los victorenses, sino que los alcaldes presenten su 3de3 junto con todos sus colaboradores y también quienes integran los cabildos.

Habrá que esperar a mañana que sesionan los ediles, para ver si la congruencia sigue siendo la premisa.

PENDIENTE.- Las reuniones que sostuvo el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca con la alcaldesa de Altamira, Alma Laura Amparán Cruz; y sobre todo con Adrián Oseguera Kernion, alcalde de Altamira, la semana pasada, son muestra de un cambio sustantivo en la relación Estado-Municipio, en la cual quien gana es la sociedad.

Aquí los veo, leo y escucho: @JosdelCarmenPR / pr_jc@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here