Expediente

0
23

Expediente.- Por Azahel Jaramillo Hernández


 

La edad y la gubernatura

El General Lázaro  Cárdenas tenía 40 años cuando tomó protesta como presidente de la república. Muchos consideran que ha sido el mejor Presidente que ha tenido México en la época moderna. Claro, se puede objetar que “eran otros tiempos”

Nadie negará el carisma de John F. Kennedy, que    tenía 43 años cuando salió vencedor de las elecciones convirtiéndose en el presidente de Estados Unidos  más joven de esa nación. Claro, puede argumentarse que careció de experiencia suficiente y no pudo siquiera salir vivo de su mandato.

Enrique Cárdenas González tenía 48 años cuando tomó protesta como Gobernador de Tamaulipas. Se le recuerda como un buen gobernador, que cuando surgían conflictos se apersonaba en el lugar para buscar la solución. Claro, es innegable el gran aprecio y gran apoyo  que le brindaba el entonces Presidente Echeverría. Pero también se sabe que supo salir avante en dificultades durante el sexenio de López Portillo. A donde vaya don Enrique es saludado con afecto.

Américo Villareal Guerra empezó su mandato como Gobernador a los 56 años de edad. A Américo, hasta el día de su fallecimiento, gozó de la estimación de la gente. “Gobernador caballero”, le decíamos. Claro, sus detractores le achacaban una fractura de carácter. Vivió tres años sencillos durante la presidencia de su amigo y protector Presidente Miguel de la Madrid. Y tres años complicados con el Presidente Carlos Salinas. Con todo, entregó sin conflictos el mando gubernamental.

Así las cosas, ¿cuál es la mejor edad para gobernar? Sin duda cuando se tiene experiencia, energía y una cierta dosis de sabiduría.

El ejercicio del poder sin duda es gratificante. Se habla incluso que es una vitamina, la vitamina “P”. Una vitamina que revitaliza, que concede “power”.   Pero sin duda el poder desgasta a las personas, es desgastante. Los hombres y las mujeres del poder están bajo constate escrutinio público. Y eso a cualquiera estresa. ¿y cómo andamos con la edad de los aspirantes priistas a la Gubernatura?

El más joven de los suspirantes es el mantense Luis Alejandro Guevara Cobos. Este recién estrenado diputado federal –por tercera vez, por cierto – acaba de cumplir 40 años el pasado mes de agosto.

En edad le sigue estrictamente el rio bravense Edgar Melhem Salinas, quien recién cumplió 46 años. Han de saber que en 1978, fue designado presidente del Frente Juvenil Revolucionario en Río Bravo. Tenía Melhem 18 años.

Ramiro Ramos Salinas tiene 46 años cumplidos apenas el pasado  8 de septiembre. Nació en Nuevo Laredo, allá en la frontera, desde muy jovencito ingresó en la competencia política. Ahora es líder o pastor de Congreso, como gusten.

Miguel Ángel González Salum cumplió ya 47 años de edad. Ya fue regidor y presidente municipal de Victoria. Hombre disciplinado en las finanzas públicas, en política ha sabido nadar a contracorriente y sin salvavidas en el mismo grupo del poder.

En riguroso orden cronológico sigue el matamorense Baltasar Hinojosa Ochoa.  Recién cumplió 52 años.  Baltasar es un sobreviviente del dantesco terremoto del 85 en la Ciudad de México. Estaba impartiendo cátedra en la Universidad Anáhuac, a eso de las 7: 19 cuando sobrevino el temblor. Tenía entonces 22 años. En la elección de Peña Nieto para Presidente era el responsable de la elección en varios estados del noroeste del país.

Alejandro Etienne, abogado y alcalde de Victoria tiene 57 años. Hombre disciplinado. Al  contrario de otros políticos a él no le gusta hacer promesas de más. Se compromete estrictamente con lo que sabe podrá cumplir. Sus jornadas de trabajo suelen empezar muy tempano y terminar poco antes de la medianoche.

Enrique Cárdenas del Avellano tiene 58 años de edad. Hijo de Gobernador. Ha tenido responsabilidades como empresario de medios de comunicación. Ya ha sido presidente municipal de Vitoria, diputado local, presidente del Congreso, presidente del PRI Tamaulipas, diputado federal.

Marco Antonio Bernal cumplirá 62 años a fines de noviembre. Ya ha sido diputado federal y senador de la república. Hace 18 años intentó ser Gobernador de Tamaulipas, pero fue derrotado en la elección estatal del PRI. Desde entonces se alejó totalmente del estado. Hoy ha vuelto a buscar a la gente de Tamaulipas. Es psicólogo.

Con todo, quien tiene mayor edad es Paloma Guillén. Tiene 62 años. Aventajada alumna de la facultad de Leyes UAT Tampico. Ha sido y dos veces diputada local.  Cobró notoriedad al revelarse que es hermana del mítico Sebastián Guillén Vicente. Y pese a ser la mayor, la abogada Paloma no lo parece pues se ve más grande el matamorense Bernal.

De llegar a la gubernatura, algunos de ellos, sobre todo Marco Antonio Bernal y Paloma Guillén entrarán al umbral de eso que se llama “tercera edad”.

Los dos grandes electores son Peña Nieto y  Torre Cantu. Enrique tiene 49 y Egidio 58.

 

 

Azahel Jaramillo Hernandez

azahel_jaramillo@hotmail.com

Compartir
Artículo anteriorEl Patinadero
Artículo siguientePrecisando

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here