EL PATINADERO

0
207

CAMINO ESCABROSO

Por Juan Antonio Montoya Báez


El dirigente estatal del Movimiento Territorial, HUMBERTO VALDEZ RICHAUD dice que no le tiene miedo a ningún tipo de presión en su contra y los avisos que recibió por parte de la oficina fiscal para el cobro de una tenencia de un vehículo que cambio las placas por las de otra entidad, lo tiene sin cuidado.

Aunque, eso sí reconoce que la forma que se entregaron los tres avisos en su domicilio fue demasiado particular.

“El muchacho llegó y pego los avisos y el mismo tomó los fotos, donde se leía la palabra citatorio y de inmediato la subieron a las redes sociales para dar la impresión de que me andaban buscando otro tipo de autoridades. Fue una cuestión de minutos, porque ni siquiera timbró en la casa para entregarlos y todo lo hizo mientras yo salía a un mandado y no me tarde ni quince minutos”.

Los citatorios fueron colocados durante los días que todo era confusión por la situación del ex gobernador EUGENIO HERNÁNDEZ FLORES, quien dice es su amigo y “no soy ningún cobarde para negar su amistad. Sabe que cuenta conmigo siempre”.

VALDEZ RICHAUD es un valiente que regreso a la política después de pasar por una terrible situación personal en la que no se dio por vencido y en la que inclusive nosotros pudimos hablar con él, cuando tenía una pistola en la cabeza, contestaba el teléfono con el permiso de sus secuestradores.

Su relación con la anterior dirigencia fue un poco más que mala, fue insostenible, pues las diferencias con la ex presidenta del PRI, AIDA ZULEMA FLORES PEÑA casi fueron irreconciliables.

Al “Bético” le dejaron de pagar las oficinas, le quitaron personal y le impusieron una secretaria que hacía todo, menos guardar secretos y filtraba información a los panistas.

VALDEZ solicitó una auditoría por el sospechoso manejo de los recursos que se registraba en la dirigencia del PRI, pero claro que no le hicieron caso. La presidencia estaba bajo control total de los intereses del pasado.

AIDA intentó echarlo del MT, pero cuando pidieron su cabeza ante la dirigencia nacional le dijeron que en ese renglón no había negociación y VALDEZ RICHAUD se mantenía en la dirigencia estatal hasta que cumpliera su periodo.

Hoy la suerte del BÉTICO cambio y la relación que lleva con el nuevo líder SERGIO GUAJARDO MALDONADO es buena, ya le dieron jugada y respetan sus decisiones y movimientos que decreta en el MT.

Esto es bueno para GUAJARDO y el mismo BÉTICO, pues solamente en unidad podrán avanzar, llegando al grado que ya hasta con AÍDA ZULEMA se habla bien. Nada es personal, sólo es una situación temporal.

BÉTICO inició la renovación de las dirigencias municipales, las cuales iniciaron en municipios como Antiguo Morelos, Nuevo Morelos, El Mante, Ocampo, Guerrero, Miguel Alemán y Díaz Ordaz.

Los cambios dieron inicio la semana pasada en los municipios de la zona centro del estado y en las dirigencias que se ubican en la zona norte de nuestra entidad.

“Es una renovación la que estamos haciendo dentro del Movimiento Territorial y en esta primera fase es la dirigencia municipal y tendrán la encomienda de hacer una renovación pensando siempre, en la integración o suma de aquellas mujeres, hombres o jóvenes que quieran participar en el cambio electoral que quiere Tamaulipas”.

El PRI no tiene de otra, los contrincantes están muy fuertes, solamente en unidad podría dar la pelea en el 2018 dándose un equilibrio de poder tan necesario en ese escabroso camino de la democracia.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:

patinadero@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here