HUMO BLANCO

0
83

MÁS ALLÁ DE APARIENCIAS

Por Clemente Castro González 


Más allá de las apariencias se encuentra la solidaridad auténtica de los mexicanos que, en momentos como el actual,  se manifiesta de manera masiva.

La sentencia popular establece: “hoy por ti y mañana por mí”, pero no es esto lo que impulsa  a las personas, familias, organizaciones e instituciones de apoyo social, a tender la mano a los afectados por los sismos de éste martes y los sucedidos semanas atrás.

En realidad se trata de un valor muy humano que prolifera y se materializa generosamente en ayudar al que lo requiere, sin esperar nada a cambio.

Y en efecto, así, aunque no faltan “los gandallas” que aprovechan la coyuntura para mostrar sus colores o animar aspiraciones personales. En concreto: que tratan de lucrar con el dolor ajeno.

Pero el caso es que la bondad campea por las localidades tamaulipecas y del país, según se puede comprobar.

En el caso de la capital se documenta que, junto a organizaciones como el Sistema DIF en su nivel estatal y municipales, las agrupaciones de la iniciativa privada, también han levantado la mano instituciones educativas, agrupaciones comunitarias, clubes, medios de comunicación y la iglesia.

Así se responde, no a una campaña específica, sino al llamado de la conciencia que indica la urgente necesidad de activarse y sumar esfuerzos para amortiguar el terrible suceso que enluta a cientos de familias y afectó a miles, de varias entidades de la República, incluida la Ciudad de México (CDMX), una de las más castigadas por el terremoto de magnitud 7.1.

Nos cuenta un religioso que un profesor de secundaria estaba impactado porque sus alumnos adolescentes, se pusieron de acuerdo para recabar víveres y otros productos, a fin de hacerlos llegar a quienes los demandan con urgencia.

Eso por supuesto que no sólo conmovió al profesor, sino al grueso de los maestros del plantel y terminó por atraer la atención de los directivos que, de manera sensata, optaron por hacer suya la iniciativa de los alumnos y multiplicar los esfuerzos.

Da gusto, por ejemplo, observar la manera en que estudiantes de las facultades, escuelas y unidades académicas de la Universidad  Autónoma de Tamaulipas (UAT), salieron de sus aulas para establecer centros de acopio.

Es evidente que estamos ante seres humanos informados y sensibles ante el sufrimiento del prójimo. Ello contrario a lo que podría pensarse dada la sociedad materialista en la que vivimos.

Y esa fuerza, en otros ámbitos, es la misma que puede generar cambios profundos y es la que, todavía y por fortuna, no logran entender los políticos de corte tradicional.

Cierto que se movilizan y siguen el protocolo para tomarse la foto y dejar “constancia” de que están pendiente de lo que sucede a sus representados pero no pasa de ser montaje para exaltar la imagen de  los jerarcas.

Le apuestan a que el milagroso tiempo y a la entrega de apoyos a cuenta gotas.

Pero lo que se echo a andar no se va a parar, guardadas las proporciones, similar a lo sucedido cuando el sismo de 1985, en que la sociedad organizada, dio una lección a sus gobernantes.

Lo que se mostró, en aquel entonces, puso a tabalear al sistema político mexicano que, si bien no ha perecido, dados los parches que se hacen para mantener el control, a juzgar por la participación que se observa en la presente coyuntura, no tarda en dejarse sentir el verdadero poder de los ciudadanos.

Hay esquemas obsoletos que deben ser superados. Y eso incluye la participación de los medios tradicionales  de comunicación que, no paran de mover al sensacionalismo, en base a la explotación del dolor ajeno.

Los periódicos digitales y redes sociales, son ya un contrapeso para los otrora poderosos monopolios que solo manejan lo “conveniente”.

Pareciera que se trata de cosas distintas pero no. Al fin de cuentas, si se tiene una sociedad mejor informada, será receptiva ante las contingencias y  demandas de sus semejantes, igual será crítica y actuante frente a las injusticias.

AL CIERRE

Muy cálido fue el recibimiento que le dieron estudiantes y maestros  de la UAT al gobernador, FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA, el día de ayer,  durante un evento que se tuvo en el Centro Universitario Tampico-Madero.

Es evidente que, en lo sucesivo, habrá un mayor acercamiento entre la actual administración estatal y las autoridades de la máxima casa de estudios.

Así tiene que ser.

Entre la ayuda que se da por parte de los tamaulipecos a las personas afectadas por el terremoto, caso de la CDMX, esta la participación de la menos cinco expertos de la Cruz Roja Mexicana, dos de los cuales, volaron de Houston, Texas, en donde andan en auxilio de los afectados por el reciente huracán que les impactó.

Otros que se trasladaron al lugar en mención fueron cuatro bomberos para sumarse a lo que se requiera.

Protestan jubilados y pensionados de Salud porque no les han dado el aumento a sus percepciones el cual debió recibirse en julio.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here