El Patinadero

0
61

Las transas de un legislador

Juan Antonio Montoya Báez


Dicen que lo decía de broma, pero bien que recordamos las palabras de DON JUANITO FRANCO, con quien coincidimos durante mucho tiempo, compañeros de aventuras en la pesca y amigos alrededor de una fogata en el campo.

Don JUANITO FRANCO decía que los políticos más mentirosos eran los de Mante, ciudad donde abunda el agua y quizá ese sea al secreto de su reproducción, como los Gremlins, aquellos personajes de película que se multiplicaban cuando se mojaban.

Quizá era algo exagerado, al asegurar que el Mante es como el mar, siempre expulsa su basura.

En algo tenía razón, pues algunos de los políticos más mentirosos que hemos conocidos eran precisamente de la región cañera, son mitómanos por excelencia y selección; dicen cada mentira sin ni siquiera ruborizarse.

Claro, también hemos conocido el otro lado de la moneda, con servidores públicos de la región cañera con un trabajo impecable en el servicio y que gozan de la confianza ciudadana.

Viene al caso el tema por la situación que vive una empleada de una empresa de telefonía celular en ciudad Mante, cuyo patrón es un diputado local que camina por la vida ofreciendo honestidad y transparencia en cada uno de sus actos.

En su transitar por la vida señala que el futuro de Tamaulipas debe colocarse en manos de políticos o administradores honestos y responsables que trabajen con entereza para poner en alto el nombre de esta noble función.

Este tipo de políticos doble cara son los que pululan en los tiempos actuales, pero son los más fáciles de desenmascarar, como es el caso del diputado local del que le hablaremos en las siguientes líneas.

Nos llega el caso de ALMA RODRÍGUEZ, une empleada esforzada y responsable de una pequeña empresa de telefonía celular de la ciudad Mante, donde es la encargada de la administración y buena marcha en general del negocio.

La empresa “Vallejo Celulares” es donde ALMA prestaba sus servicios, pero la carga de trabajo y los años de esfuerzo diario provocaron que empezara a sentirse mal de salud.

La empleada tras unos exámenes médicos se dio cuenta que tenía un grave problema de salud que ameritaba una intervención quirúrgica, lo cual fue una noticia muy dura para toda la familia.

Ella se dirigió al Seguro Social a entregar documentación e internarse y recibir su tratamiento médico, pero al correr su nombre en el banco de datos, se detectó que su afiliación no estaba vigente.

Que no era derechohabiente, por lo que ofreció sus recibos de sueldo donde se veía claramente los descuentos que le hacía la empresa de telefonía.

El caso fue pasado a la dirección de auditoría del IMSS y detectaron el fraude que se cometía en contra de los empleados de Vallejo Celulares a los que semana a semana se les descontaba por un servicio que no recibieron.

Aunque eso es lo de menos, cuando la vida de ALMA es la que peligra por un político irresponsable que defraudo al IMSS y al INFONAVIT al no pagar las cuotas de sus empleados durante muchos años.

Actualmente el IMSS realiza una auditoria en la empresa para decidir la manera de que se procedería contra  el propietario de  la empresa.

RANGEL, quien sueña con la dirigencia del PVEM amparado con su fuero y su red de mentiras, resultó ser el campeón regional de la mentira y va por el título estatal, mientras se expone la salud de sus empleados que carecen de los servicios médicos por las transas de un legislador.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:

patinadero@hotmail.com

 

Compartir
Artículo anteriorHUMO BLANCO
Artículo siguienteEL PUNTO ES…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here