EL PATINADERO

0
32

ALTAMIRA ESTÁ HERIDO

Por Juan Antonio Montoya Báez


La impunidad da miedo, en Altamira el pasado martes fue objeto de un secuestro o “levantón” el sacerdote ÓSCAR LÓPEZ NAVARRO, por quien pedían dos millones de pesos a cambio de su liberación por parte de los delincuentes.

Los secuestradores se comunicaron con miembros de la Congregación de  Misioneros de Cristo Mediador para exigir el pago de un rescate a cambio de la vida de uno de los sacerdotes más queridos en el sur de Tamaulipas.

El padre ÓSCAR LÓPEZ NAVARRO es el responsable de llevar la palabra de Dios en la iglesia San José Obrero, ubicada en el sector Miramar en Altamira, pero fue secuestrado  a las afueras del Monasterio de las Misione de Cristo Mediador en la colonia El Charro en Tampico.

El secuestro del padre es un hecho inédito en Tamaulipas y más cuando se exigió un rescate millonario ante el clero católico.

Es cierto no es el primer “levantón” que sufre un miembro de la iglesia católica, pues los antecedentes se remontan al caso del padre CARLOS ORNELAS, quien todavía se encuentra desaparecido desde hace tres años y quien fue secuestrado en el municipio de Abasolo.

Las expectativas acerca del destino del Padre ORNELAS no son nada buenas y son muchas las interrogantes que se hacen en torno de su desaparición, pero las lágrimas siguen corriendo entre los feligreses que lo conocieron y trataron a lo largo de su carrera eclesiástica.

El obispo de ciudad Victoria, ANTONIO GONZÁLEZ SÁNCHEZ reveló que desde hace años viven un clima de inseguridad en todo Tamaulipas, lo que pone en riesgo la vida de los sacerdotes que realizan su labor religiosa y social en municipios que se consideran peligrosos por la presencia de la delincuencia organizada.

Inclusive, el Obispo ANTONIO aseguró que algunos sacerdotes son extorsionados y le exigen parte de las limosnas que dan los feligreses.

Sin embargo, el caso del sacerdote ÓSCAR LÓPEZ NAVARRO sienta un mal precedente y da una idea del grado de descomposición que existe en el renglón de seguridad pública.

Afortunadamente este caso el sacerdote fue liberado por sus captores sin pagar los dos millones de pesos, según informaron el Obispo de Tampico, JOSÉ LUIS DIBILDOX y el vicario general, Monseñor ELÍAS GÓMEZ MARTÍNEZ afirmando que el cura no sufrió golpes y fue alimentado adecuadamente en el tiempo que permaneció desaparecido.

El obispo dijo que el sacerdote fue liberado tras darse cuenta de que la diócesis no tiene el dinero para pagar el rescate de ninguno de sus miembros, “se dieron cuenta de que no somos negocio para nadie”.

El precedente es malo, la inseguridad está en crecimiento, ya no hay límites y por eso una verdadera lideresa del Partido Acción Nacional, como es SILVICA CACHO, afirmó:

“Altamira está herido, desapareció el padre ÓSCAR LÓPEZ. Pido una oración”.

La realidad es que no solamente el sur está herido, las lesiones se sienten en toda la entidad. Ya nadie está a salvo.

En Matamoros, el alcalde JESÚS DE LA GARZA DÍAZ DEL GUANTE arrancó la colecta anual de la Cruz Roja Mexicana acompañado de su esposa BLANCA T. GARZA, con un llamado a la población para que colaboren con esta noble institución.

CHUCHÍN DE LA GARZA y la señora BLANCA tuvieron una semana muy activa en el trabajo social y apenas antier presentaron ante los jóvenes matamorenses un ciclo de conferencias denominado “Mi historia puede cambiar tu vida”, que busca crear conciencia de las consecuencias del uso y abuso de sustancias adictivas y llevarlos por el buen camino.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:

patinadero@hotmail.com

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here