HUMO BLANCO

HUMO BLANCO

SABEN QUE ESTA PERMITIDO

Por Clemente Castro González


¿Esperar lo tiempos? ¡Qué es eso¡ Seguramente así se cuestionan y responden las y los que traen entre ceja y ceja el interés de “servir” a los tamaulipecos desde la gubernatura.

Sería hacerle al “Tío Lolo” ignorar que nadie de las y los que cuentan con proyecto político se abstienen de hacerse promoción futurista, mucho antes del inicio del año electoral. Cada quien acorde a sus posibilidades.

Así se estila e incuso desde las propias instancias de gobierno se anima a prospectos para que defiendan la causa.

Es evidente que no hay freno; como bien dice la voz popular: “lo que no esta prohibido esta permitido”.

De modo que, en cuanto a la entidad, los jerarcas del Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM) no pueden hacer nada porque la placeada y promoción que realizan los precandidatos, si nos basamos en la ley en la materia, no son actos anticipados de campaña.

Se entiende así debido a que todavía no se abre el proceso para los comicios y, por tanto, no se esta en competencia de manera formal.

Los que podrían meter orden son las dirigencias de los partidos políticos al marcar determinadas reglas, a las que deben atenerse quienes busquen un cargo de elección popular pero es evidente que no lo hacen.

Y no lo hacen así los guías partidistas ya que las acciones proselitistas de sus compañeros “empoderan” al instituto al que pertenecen.

En ese sentido, cuando se escucha a tal o cual dirigente llamar a sus representados para que “esperen los tiempos”, en realidad les esta diciendo que intensifiquen su activismo.

Conste que hablamos de los partidos denominados grandes, cuyos distinguidos militantes son los que saben aprovechan las oportunidades para posicionarse en el ánimo del respetable.

El caso es que hasta la simulación parece estar “oficializada” debido a que se hacen precampañas “sin querer queriendo”.

Así se dan las cosas en un sistema de competencia imperfecto en el que dejar hacer y pasar no es opción para los que andan sobre el poder.

RULETA

Las elecciones para gobernador serán en junio del 2022, en donde estarán en disputa los estado de Quintana Roo, Aguascalientes, Durango, Tamaulipas, Hidalgo y Oaxaca.

Al frente de los primeros cuatro están los panistas CARLOS JOAQUÍN GONZÁLEZ, MARTÍN OROZCO SANDOVAL, JOSÉ ROSAS AISPURO y FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, mientras que en las otras dos entidades despachan en el ejecutivo estatal los priistas, OMAR FAYAD MENESES y ALEJANDRO MURAT, en forma respectiva.

Lo que podría suceder únicamente lo decidirán los electores pero se vale especular en base a los resultados que acaban de darse en las elecciones que se efectuaron el mes pasado.

Así tenemos que en Hidalgo ganaron Morena y aliados 14 de las 18 diputaciones locales en disputa, en Quintana Roo igual se alzaron con la victoria en 8 de 11 ayuntamientos mientras que en Oaxaca el morenismo se llevó 19 de 25 diputaciones y en Tamaulipas se alzo con el triunfo en 16 de 22 espacios para la legislatura siguiente, aunado a que sumaron a su causa a la mayoría de los municipios de mayor densidad poblacional.

Si nos basamos en la tendencia observada, es probable que el partido en el poder en cuanto a lo federal, agencie 4 de las 6 gubernaturas que ya están en disputa.

En cuanto a Durango y Aguascalientes, los analistas aseguran que dichas entidades podrían seguir bajo el dominio de Acción Nacional pero habrá que atenerse a la realidad de las urnas.
Por lo pronto ahí esta la tendencia…

A propósito, los jerarcas PRI tamaulipeco no cancelan la posibilidad de trazar la estrategia para ir solos a la contienda o de aliados con el PAN.
Eso depende de la línea que les tiren desde la Ciudad de México (CDMX). Y vaya que los del tricolor saben de disciplina pero, dependiendo de la conveniencia, no sería extraño que haya desprendimientos y se “brinquen las trancas”.
AL CIERRE

El Rector de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), JOSÉ ANDRÉS SUÁREZ FERNÁNDEZ, fue puntual al establecer que todavía no están dadas las condiciones para el regreso presencial a clases debido al repunte de Covid-19.

Sostuvo que dependiendo de lo que marque el semáforo establecido por lo de la pandemia se valorará la situación, de tal forma que si se está en rojo se continuará con el proceso de enseñanza aprendizaje de manera virtual pero si cambia a verde se abre la posibilidad de regresar a lo presencial o implementar una modalidad mixta.

En entrevista con reporteros aseguró que en la UAT se tiene la costumbre de realizar actividades diversas a distancia y ponderó la preparación de los catedráticos para sacar adelante las clases no presenciales.

A propósito, este lunes empezó la semana cinco de clases en el verano 2021-2, mediante el que los alumnos adelantan asignaturas, lo que les permitirá, en su momento, obtener el grado académico de licenciatura.

Cabe apuntar que la UAT es una de las instituciones de educación superior que, con prontitud, enfrentó los retos que trajo consigo la pandemia y no ha bajado su dinámica ni calidad educativa.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here