Golpe a golpe 

Américo vs. Maki 

Por Juan Sánchez-Mendoza 


Hace tres años –precisamente el 1 de julio del 2018–, Américo Villarreal Anaya y Guadalupe Covarrubias Cervantes fueron electos senadores de la República, bajo el principio de mayoría relativa, con 610 mil 306 votos, representando a la coalición ‘Juntos haremos historia’ (morena-PES-PT).

Seis años antes (en 2012) Francisco Javier García Cabeza de Vaca y Maki Esther Ortiz Domínguez lograron las mismas posiciones (con 532 mil 726 votos), como candidatos del Partido Acción Nacional (PAN).

Hago la referencia porque en la palestra, rumbo al proceso electoral 2021-2022 (obviamente adelantada), aparecen Américo y Maki como los prospectos a la nominación del membrete guinda por la gubernatura que actualmente atiende Francisco Javier.

En común, ambos tienen su profesión de médico cirujano y cercanía con el presidente Andrés Manuel López Obrador, aunque ella le aventaja a él en el ejercicio político-administrativo pues ha sido, también, diputada federal y alcaldesa (Reynosa) en dos ocasiones.

Sin embargo, la empatía con la militancia y simpatizantes de morena tamaulipecos le dan un plus al victorense en el entendido que la dama es oriunda de Chihuahua. Pero ella cumple el requisito de la residencia para votar y ser votada en este territorio. 

Ahí están los cargos de representación que ha ostentado… y ocupa.

Fuera de ello, a Villarreal Anaya le beneficia ser parte del grupo que, en el Senado de la República, más ha trabajado por el avance de la 4T y cumplido para morena –sus resultados obtenidos en Sinaloa, no admiten duda alguna–, mientras Maki sigue militando en el membrete albiceleste, aun cuando lo traicionó en la contienda electoral más reciente; y tan sólo por privilegiar a su vástago.

Ahora, dijo ella: ‘Ya hace falta la mano de una mujer en el Gobierno     de Tamaulipas’ –¡vaya, autodestape!–, al tiempo de recomendarle a sus interlocutores tratar bien a su hijo ‘porque tiene mucho corazón’.

También en la víspera, sin tibtubear, Villarreal Anaya dijo estar listo. No sólo por su destape a cargo de Mario Martín Delgado Carrillo –quien es dirigente nacional de morena–, hecho en Culiacán, el 17 de abril que nos antecede, sino por tantas muestras de apoyo y encuestas que lo dan favorito.

Hay, también, entre Américo y Maki, otra diferencia harto importante que debe tomarse en cuenta:

Ella acostumbrada está a jugar tortuosamente, mientras él –cándido en su comportamiento–, rehúsa los reflectores y menos juega sucio. Por herencia familiar, ya lo creo.

De cualquier forma este rejuego no acaba hasta que se acaba. Y sé bien que lo animan a manera de desgaste, otros próceres interesados en la candidatura.

Ya ve Usted que a este respecto, nada han dicho el diputado federal Erasmo González Robledo; el ‘Guasón’ (Héctor Martín Garza González); Rodolfo González Valderrama (‘punta de lanza’ del senador Monreal), ni Mario Alberto López Hernández (Matamoros) o Adrían Oseguera (Ciudad Madero) por esperar al desgaste de Américo y Ortiz Domínguez, para en consecuencia encaramarse en el escenario sucesorio.

Cicuta 

En Acción Nacional (PAN), no ‘cantan mal las rancheras’, pues ‘El Truco’ tiene oposición fuerte en la zona conurbada del sur que jala fuerte con el alcalde Jesús Nader Nasrallah.

Y, hasta donde me informan, Gerardo Peña Flores y Óscar de Jesús Almaraz Smer reclamarían la postulación –uno por el número de votos, y otro por afinidad–, pero sólo alto mando, a solas, decidiría con cuál jugar su relevo.

Recomendación: 

Síganos también en:

controversia.mx (google); o en facebook: controversia.mx

Correo:jusam_gg@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here