AGENDA PÚBLICA

AGENDA PÚBLICA

Vaya «sainete» entre legislaturas

Por Salvador Leal Luna


Sin duda que lo dado en los últimos días, sobre el desafuero del gobernador de Tamaulipas, Javier García Cabeza de Vaca, seguirá siendo un tema que a mi gusto debe ser atendido con rigidez. Porque no es posible que haya dos juegos o dos frentes; el primero, actúa en consecuencia la Cámara de Diputados Federales y aprueba el desafuero con 302 votos a favor, 134 en contra y 14 abstenciones.

El Segundo, el Congreso de Tamaulipas, que estaba en receso legislativo, lleva a cabo la sesión donde se presenta un punto de acuerdo, para que el ejecutivo Cabeza de Vaca, sigua en el cargo, aprobado por 26 votos a favor, 7 en contra y tres abstenciones, dejando un lado, el juicio de procedencia que le había impuesto la Cámara de Diputados en México.

Aquí y mi juicio debe de haber orden, ya que es mentado artículo 111 Constitucional, párrafo quinto que establece: “Para poder proceder penalmente por delitos federales contra los ejecutivos de las entidades federativas, diputados locales, magistrados de los Tribunales Superiores de Justicia de la entidades federativas, en su caso miembros de los Consejos de las Judicaturas locales, y los miembros de los organismos a los que las Constituciones Locales les otorgue autonomía se seguirá el mismo procedimiento establecido en este artículo, pero en este supuesto, la declaración de procedencia será para efecto de que se comunique a las Legislaturas Locales, para que en ejercicio de sus atribuciones procedan como corresponda”. Palabras más, palabras menos.

Este es el párrafo quinto del artículo 111 de la Carta Magna, que trae este desgarriate del desafuero. Pero a título personal, creo que primero le da poder a la Cámara de Diputados en México, pero en seguida, también se la da a los Congresos de los Estados, como el de Tamaulipas y que lo único que hizo es no homologar el desgraciado juicio de procedencia que ese órgano legislativo les indicó.

Creo que este juego de este artículo de la Constitución Federal y ese párrafo es más que “macabro”, porque, por un lado, quitan el fuero, en este caso al gobernador de Tamaulipas y al final el poder legislativo de Tamaulipas, primero no acepta esa resolución y segundo, le regresa el cargo como mandatario estatal.

Sin duda, este artículo de la Carta Magna, para mi debe ser cambiado y que sea más específico en este caso. Porque a mi forma de entender la Cámara de Diputados Federales procedió a quitar el fuero; es decir, desaforar al Gobernador de Tamaulipas; para ellos, ya no tiene fuero, entonces que espera la fiscalía general de la República para actuar en consecuencia, si los delitos que se imputan son de carácter federal, aunque se uno.

O en su caso, van esperar que el Congreso de Tamaulipas, les vaya decir que hagan, porque como dice ese artículo ellos tienen la última palabra. Por eso, debe a mi manera de pensar modificar ese artículo de la Constitución de México, con ese mentado párrafo que ha dado mucho a que desear, al menos en este caso. Donde al final de cuentas, es la misma gata, pero revolcada.

Lo que, si veo, es que los funcionarios públicos, de los tres niveles de gobierno, como los políticos; es decir, alcaldes, regidores, síndicos, diputados locales, diputados federales, senadores y gobernadores tienen más vidas que los gatos, además caen parados. Esto porque las leyes y normas los protegen de todo, como por ejemplo este artículo que menciono.

Urgente que este artículo de la constitución se modifique, sea más claro, preciso y contundente y no quede a manera de “interpretación”, como actualmente se está llevando.

De antemano, se debe de quitar el fuero de la Constitución de México para todos los políticos y funcionarios públicos y queden como cualquier hijo de vecina, ya que el ciudadano que comete un robo equis, lo hacen un vil delincuente, además no tiene fuero, ni leyes que lo protejan.

Por lo tanto, este desafuero se ha convertido en un verdadero desgarriate. Porque por un lado la Cámara de Diputados en México dice una cosa y a aquí en Tamaulipas, se dice otra. Lo que se ve es que el Poder Legislativo de Tamaulipas, tiene más poder político que los legisladores federales. Esto es increíble, además como se juega con la Carta Magna de México, al menos en este asunto, que no tiene pies y cabeza.

Esto sin duda, son mis puntos muy particulares y a grandes rasgos de lo que veo con este desgarriate del desafuero y de ese mentado artículo y su párrafo quinto. Lo que sí propongo y espero que se actúe en consecuencia, es que todos los servidores públicos de los tres niveles y los políticos, lleguen “orejanos” a sus cargos; es decir sin protección de leyes y demás, porque sé que el voto es decisivo, pero este, no debe ser el “fuero” de ellos, sino que se debe de proceder de inmediato, más si se te comprueban los delitos que se les imputan y evitar llegar a un “sainete” entre legislaturas.

Veremos en qué queda este merequetenge o hasta dónde llega el desafuero del gobernador de Tamaulipas, Javier García Cabeza de Vaca. Por lo tanto, ayer los candidatos alcaldes, diputados locales y federales de Acción Nacional, realizaron un gallo a favor de Cabeza de Vaca, donde expresan qué el sigue siendo el gobernador del Estado, según el Congreso del Estado, mientras en la Cámara de Diputados en México, ya lo desaforo.

Por hoy es todo.

HASTA LA PRÓXIMA.

Correo Electrónico.

leal6418-14@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here