Golpe a golpe 

Más allá del desafuero 

Por Juan Sánchez Mendoza


Hoy, en sesión plenaria, la Cámara de Diputados resolvería el desafuero del gobernador Francisco Javier Cabeza de Vaca, solicitado hace un par de días por la Sección Instructora (de la Comisión Jurisdiccional), bajo el argumento de él haber cometido ilícitos durante su ejercicio público aquí, en Tamaulipas.

Y para que cause efecto, se requiere la mayoría absoluta legislativa.

Es decir, el 50 por ciento de la votación, más uno, de quienes estén presentes en la sesión plenaria a celebrarse este último día del ejercicio ordinario.

Para aprobar la procedencia de este caso hubo (ayer) cerca de 340 legisladores (la mayoría) que aceptaron que el dictamen se diera hoy.

Y los momios legislativos establecen que: Movimiento Regeneración Nacional (morena), con sus ‘aliados’: partidos Encuentro Solidario (PES), del Trabajo (PT), Verde Ecologista de México (PVEM) y los llamados ‘sin partido’ sumán esa cifra o más.

Obviiamente, ante los 163 diputados del PAN, PRI, MC y PRD, que, se supone, votarían en contra.

La resolución legislativa (federal), por lo tanto, preveo que se dará a favor del desafuero.

No obstante el Congreso local rehusaría esta determinación, ya que, supone, la Cámara baja (del Congreso de la Unión) carece de facultades para insmiscuirse en asuntos que sólo a éste le competen, puesto que la soberanía de los estados es inviolable.

Ambas instancias recurres al precepto constitucional 111, que reza:

“Para poder proceder penalmente por delitos federales contra los ejecutivos de las entidades federativas… por la comisión de delitos durante el tiempo de su encargo, la Cámara de Diputados declarará por mayoría absoluta de sus miembros presentes en sesión, si ha o no lugar a proceder contra el inculpado…”

Pero en este supuesto, la declaración de procedencia será para el efecto de que se comunique a las Legislaturas locales, para que en ejercicio de sus atribuciones procedan como corresponda.

Es decir, mientras a nivel federal se interpreta esto como un asunto resuelto (desafuero), en los ámbitos locales se interpreta de otra forma, a fin de que sea el Congreso estatal quien determine si ha o no lugar.

No obstante, la misma ley establece que las declaraciones y resoluciones de las cámaras de Diputados y Senadores son inatacables.

Al respecto, hay inconformidades de ambas instancias en conflicto.

Por ejemplo: los mandatarios estatales que están aglutinados en el grupo Acción Nacional (GOAN) y en la llamada Alianza Federalista, censuran el proceso de desafuero:

Así (a través de un tuwwit sin firmas):“Los gobernadores de Acción Nacional respaldamos a Francisco García Cabeza de Vaca. Demandamos un estricto apego a la Constitución y a la Ley. No aceptaremos atropellos ni consignas contra opositores. La Cámara de Diputados debe respetar el debido proceso y el federalismo”.

Escenarios 

1)  Ante el resultado que diagnostique la Cámara de Diputados, de acatarlo el gobernador, podría ser sustituido por Gerardo Peña Flores (diputado) al considerarse uno de sus mejores proyectos;

Otros prospectos son Jesús Nader Nasrallah, Carlos García y Óscar Enrique Rivas Cuéllar (quien así más lo desea aparentemente), y

2)  En caso de que a Cámara de Diputados hoy determine el desafuero del gobernador y que el Congreso local se oponga a revalidarlo, alegando su derecho a defender la soberanía estatal, al jefe del Ejecutivo Federal aún le quedarían dos recursos: 1) Promover un juicio político; o 2) Buscar la desaparición de poderes estatales.

Pregunto: 

1)  ¿Por qué las diferencias políticas involucran a todo Tamaulipas?

2)  ¿Al no ser todos AMLO ni FJCGV, por qué somos víctimas de sus diferencias?

En fin…

jusam_gg@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here