HUMO BLANCO

HUMO BLANCO

PRIMERO LA VACUNA

Por Clemente Castro González


Que haya alternativas para estudiar en escuelas particulares es algo bien visto en México, sobre todo si se trata de organizaciones de éste tipo cuyo nivel educativo es de reconocida calidad.

Hablamos de iniciativa privada, empresas y, por tanto, de educación por paga a la que se accede si se tiene solvencia económica o, así se viva al día, “se hace el sacrificio”.   

Por supuesto que la educación púbica no desmerece y, dada su gratuidad, al menos en el papel, permite aglutinar la mayor cantidad de alumnos de los diversos niveles educativos.

Hasta ahí todo bien,  en tanto que coexisten uno y otro tipo de educación. El problema se da cuando el alto mando de los que se dedican al negocio de la educación quieren asumir decisiones que compete a las autoridades.  

Viene a cuento porque la Asociación Nacional de Escuelas Particulares acordaron regresar a clases, de manera presencial, al inicio de marzo, así estemos en medio de una mortífera pandemia.  

Se entiende que a éste tipo de negocios se les este cayendo la matrícula o que enfrenten  resistencia de parte de los padres de familia por cobros desmedidos de que son objeto.

Pero ello no puede ser razón para que se extralimiten en sus determinaciones y menos que pongan en riesgo la vida de profesores, administrativos, padres de familia y alumnos.    

De modo que si los particulares desacatan lo que se dicta desde el gobierno es de esperar que haya sanciones debido a que los  lineamientos y acuerdos para manejarse en éste tipo de situaciones de emergencia sanitaria salen de los integrantes del “Comité Nacional de Seguridad en Salud”.

En cuanto a Tamaulipas, las escuelas privadas tendrán que esperar que haya las condiciones, es decir, que se este en semáforo amarillo de plano verde y eso le corresponde al ente de salud local establecerlo mediante un decreto gubernamental.  

Debe señalarse que es factible que la Asociación mencionada no solo ande tras sus intereses económicos; es probable que su “extraña rebelión” tenga que ver también con lo  político y electoral.

A propósito, el que anda “regando el tepache” en la entidad es el titular de Educación en Tamaulipas (SET), MARIO GÓMEZ MONRROY, mismo que pareciera afiliado a la agrupación de escuelas particulares.

El funcionario acaba de anunciar que regresarán a clases, en la presente o la siguiente semana, 200 mil estudiantes de nivel medio superior y superior de educación púbica, aunque aclaró que a laboratorios y talleres por lo de las prácticas.

GÓMEZ MONRROY dijo que  platico con directivos de entes educativos  para que se vuelva a los planteles.  

Habrá que estar pendientes de los que expresen los directivos de universidades e instituciones de educación superior y media superior.

Igual la reacción que tendrán los sindicatos y organismos de padres de familia ante la posibilidad de que maestros y alumnos vuelvan a las escuelas en condiciones de riesgo para la salud.

Más cuando la vacunación recién empieza y los profesores no son de los de los que ya “están casi formados” para  recibir la aplicación del biológico.

Por lo pronto, el dirigente de la Sección 30 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), RIGOBERTO GUEVARA VÁZQUEZ,  reiteró que sus representados no regresarán a dar clases presenciales hasta que no se le aplique la vacuna anticovid.

Ni modo que el secretario de la SET no dimensione lo que puntualiza el líder del profesorado. Esto con el añadido de que  “cocoreó”, así sea involuntariamente, a gremios sindicales que están en la disyuntiva de asumir una postura similar a la de “RIGO” o exponer a sus agremiados a posibles contagios.

El tema da para mucho más…

RULETA

Las encuestadoras son muy socorridas, principalmente en proceso electoral, por parte de los actores políticos que las utilizan para saber su grado de aceptación entre los ciudadanos y pergeñar la narrativa propagandística para su causa.   

Debe señalarse  que las empresas de éste tipo no funcionan solo por el gusto de dar seguimiento a las preferencias de los electores en un momento determinado.

En ese sentido, es de uso corriente aquello del que paga manda o que las encuestas se hacen a la medida de quienes las contratan.

Las encuestadoras, salvo honrosas excepciones, generan desconfianza así registren sus metodologías ante organismos electorales.

Y es que las trampas están en todas partes y mercaderes sin escrúpulos no dudarán en meter su cuchara para acomodar partidos, personajes y  porcentajes a modo.

Dicen…

AL CIERRE

Interesante resulta el Acuerdo Nacional por la Democracia propuesto por el presidente, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, a los gobernadores de entidades del país.

Se trata de un propósito superior que se requiere atender para superar viejas prácticas que impiden el avance de elecciones libres al sesgar la voluntad popular.

La constante es la intervención de los grupos en el poder, a través de  ordenes de gobierno, para definir el resultado de las elecciones.

Peor aún es permitir la injerencia de organizaciones criminales en la determinación de candidatos y, de alguna manera, en la decisión de lo que pasará en las urnas.

En realidad las asechanzas hacia la democracia son diversas y de ahí que se necesite de la voluntad de los gobernantes para inaugurar una nueva etapa que empiece por desterrar cualquier tipo de transa en las elecciones.

Un buen inicio es superar la simulación que llega a contaminar a los llamados árbitros de la contienda.

¡Fuera máscaras!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here