HUMO BLANCO

PARTIDOS A PASO DE TORTUGA

Por Clemente Castro González


Si bien los partidos políticos cuentan con las instancias para cumplir con la ley en cuanto al proceso electoral y, en tiempo y forma establecieron los lineamientos a fin de que los interesados participen en precampañas, es fecha que no se conoce el contenido de las convocatorias.

Y eso que, a partir de ahí, los y las aspirantes pueden registrarse y hacer labor de convencimiento con las militancias de los institutos.

Recordemos que el calendario electoral marca que las precampañas, en el caso de lo estatal, iniciaron el pasado sábado y concluyen el 31 de enero. Es decir, el tiempo corre y la verdad no se ve nada.

Pese a la importancia de la elección, ni los partidos grandes, ni los emergentes o de reciente creación aprovechan, a plenitud, la labor promocional que pueden realizar sus prospectos, en la presente etapa.

La tardanza tal vez obedezca a varias causas que van desde ser parte de una estrategia de control para hacer amarres y evitar golpeteo interno y eventual “chapulineo” hasta desorganización de los dirigentes partidistas.

Tampoco debe ignorarse que se hacen erogaciones en las precampañas y no cualquiera saca de su cartera o cuenta con amigos adinerados dispuestos a desembolsar para la causa.

Cierto que la pandemia del coronavirus es una limitante en cuanto que no se permite concentraciones multitudinarias pero hay formas ya practicadas que pueden llevarse a cabo para hacer propaganda.

Además, se trata de algo interno que puede ser realizado sin mayor contratiempo, dependiendo de la membresía que se tenga en tal o cual partido.

Pero dese el punto de vista que se le quiera ver los partido y sus posibles abanderados se observan lentos. Y eso que hablamos de una de las contiendas más trascendentes en cuanto a la disputa por conservar o alcanzar el poder.

Un aspecto más que resulta extraño es la inoperancia de las áreas de comunicación social de los partidos políticos.

Se entiende que en algunos organismos no tengan para contratar algún profesional que lleve a cabo esa función aunque ello no debería de ocurrir en el Partido Acción Nacional (PAN), Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y Partido Revolucionario Institucional (PRI).

A propósito, el tricolor cerró el año levantando ola informativa con lo de la salida de una de sus otrora “distinguida militante”, entiéndase la diputada YALHEEL ABDALA CARMONA y su conversión al panismo.

En éste contexto ganó reflectores el guía estatal priista, EDGAR MELHEM SALINAS, al criticar la decisión tomada por su ex compañera de partido.

Queda claro que se trata de los primeros escarceos que se dan en la antesala de la competencia electoral.

De modo que en los días por venir no dudamos en que continúe aflorando el llamado “chapulineo”.

Lo de YALHEEL puede ser la reacción natural al sentirse excluida de la lista de posibles competidores del tricolor por la alcaldía de Nuevo Laredo pero no se duda que la dama tenga en primer término sus intereses y en base a eso tomó la determinación.

Se reconoce que en el PRI de vez en cuando sale algo de lo que hacen no así en el PAN en donde llevan meses sin emitir así sea un escueto “boletín informativo”. Al parecer en Comunicación Social esta una persona que viene del Congreso local y es factible que no le suelten la llave del “cajón de la democracia”. Seguramente lo conocen o quizá a la alta jerarquía panista también le da por quedarse hasta con la “morralla”.

No es descabellado pensar que el dirigencia de Acción Nacional, LUIS CANTÚ GALVÁN, se atiene a que desde el gobierno de la entidad le manejan lo sustantivo de la comunicación política.

Lo que observa es que el líder formal del PAN se desgastó y el tal “Cachorro” fue de más a menos. Empezó muy intenso en noviembre del 2019 y, a la fecha, anda escondido. ¿Acaso desde la jefatura política lo apaciguaron?

En Morena no andan mejor en lo del ejercicio del liderazgo partidista en Tamaulipas y todavía, aún con el cambio de dirigente nacional y el arribo de MARIO DELGADO CARRILLO a la presidencia, se nota la desorganización y el estira y afloja entre grupos.

Las “disfunciones” se reflejan en lo del flujo de la comunicación hacia los medios que, evidentemente, es marginal y no tanto debido a que carezcan de eventos relevantes.

Por ejemplo, cambiaron a JAIME OYERVIDES MARTÍNEZ de representante de Morena ante el Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM) y no hubo información sobre dicho acontecimiento. Se supone que ya no esta en el cargo mencionado y fue sustituido por GONZALO HERNÁNDEZ.

En fechas recientes se concreto la alianza Morena-PT en la entidad y “nadie sabe, nadie supo.

Cabe apuntar que en el IETAM y en el acto señalado estuvieron el diputado ERASMO GONZÁLEZ ROBLEDO y el senador AMÉRICO VILLARREAL GUERRA pero no se divulgó en calidad de qué asistieron.

El que no fue invitado es el disque dirigente estatal de Morena, ENRIQUE TORRES MENDOZA.

Al acto llegaron los petistas, ALEJANDRO CENICEROS MARTÍNEZ y ARCENIO ORTEGA LOZANO.

AL CIERRE

Tendrá que hacerse algo para regular el uso de los “cuetes” en la temporada decembrina, principalmente el día último del año.

Porque es terrible la contaminación auditiva que se genera y el riesgo que significa el uso de esos artículos.

Lo de las balaceras…ni que decir…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here