HUMO BLANCO

HUMO BLANCO

LA EVIDENTE DIVISIÓN

Por Clemente Castro González


Ayer acudieron diputados federales del estado a un encuentro con el Jefe del Ejecutivo en la entidad, FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, en Palacio de Gobierno, para abordar el tema del Presupuesto de Egresos Federal (PEF) 2021.

La invitación se giró para el conjunto de legisladores de origen tamaulipeco que están en la Cámara de Diputados pero únicamente asistieron SALVADOR ROSAS QUINTANILLA, VICENTE VERÁSTEGUI OSTOS y MARIO RAMOS TAMEZ del Partido Acción Nacional (PAN) y la diputada federal del Revolucionario Institucional (PRI), MARIANA RODRÍGUEZ MIER Y TERÁN.

El punto es que, desde hace tiempo, el mandatario junto a nueve de sus colegas, demandan repartición justa del presupuesto, en función de lo que aporta cada entidad al gobierno de la República.
Pero sucede que se vino el tiempo encima y no se logró llegar a un acuerdo que modificara las reglas para la repartición presupuestal.

Ahí esta el entrampamiento y todavía hay trecho por caminar para que se den los cambios que demandan los 10 gobernadores de la llamada Alianza Federalista.

Cabe señalar que no fueron a la reunión, que se llevó a cabo en Palacio de Gobierno, los legisladores del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Partido del Trabajo (PT) y Partido Encuentro Social (PES), entre ellos el presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, ERASMO GONZÁLEZ ROBLEDO, así como ARMANDO ZERTUCHE ZUANI, OLGA SOSA RUIZ, HÉCTOR VILLEGAS GONZÁLEZ, ADRIANA LOZANO RODRÍGUEZ, OLGA JULIANA ELIZONDO GUERRA y la que recién dejó las filas del PAN, NOHEMÍ ALEMÁN HERNÁNDEZ.

Sin duda que estamos ante un par de posturas que, según se ve, no lograron conciliar y eso impidió armar un bloque que defendiera una propuesta unificada.

Algo sigue sin embonar en el manejo político y esperemos que no paguen justos por pecadores.

Se recuerda que en tiempos idos se lograba aglutinar a los legisladores de diversos partidos y se gestionaba, negociaba y presionaba para sacar adelante lo del presupuesto.

Pero en ésta ocasión no se dieron las condiciones aunque todavía falta el último tirón para saber, a detalle, como va a quedar el caso Tamaulipas en cuanto a billetes para el año entrante.

Hasta ahora se sabe que lo que se destinará al estado para ejercer en el 2021, de acuerdo a los rubros del Ramo 33 y 28, es de la cantidad de 53 mil 216 millones de pesos.

Lo anterior se desglosa en 28 mil 740 millones de pesos correspondientes al Ramo 28, cantidad que no es posible mover en tanto que existe una fórmula que deriva en el recurso que debe entregarse.

Asimismo, se maneja 24 mil 476 millones de pesos por concepto del Ramo 33 de aportaciones, lo cual eventualmente podría modificarse, acorde a las negociaciones, si hubiera margen para ello.

Por lo pronto lo que se maneja es que habrá una variación de menos 0.2%, en PEF para el próximo año en la entidad, debido a que se enfrentara lo de la pandemia que se padece. Es decir, se concentrarán recursos a nivel central.

Cabe señalar que La Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria establece que el presupuesto deberá remitirse a más tardar el ocho de septiembre de cada año a la Cámara de Diputados en donde se aprueba el paquete teniendo por fecha límite el 15 de noviembre y se publica en el Diario Oficial de la Federación en el lapso de 20 días naturales posterior a la aprobación.

En un asunto distinto, pero no desprovisto del ingrediente político, tenemos que ayer hubo confluencia de luminarias en el arranque de El Buen Fin en Reynosa.

Ahí se vio a la presidenta municipal, MAKI ORTÍZ DOMÍNGUEZ, para abrir la cartera a favor de sus representados si acuden a los negocios a lograr las ofertas que se dan durante la implementación de este programa.

En su mensaje dijo que el Ayuntamiento que preside aportó 16 millones de pesos para repartirlos en bonos de 250 pesos para quienes hagan compras superiores a los 500 pesos.

Claro que esos apoyos únicamente podrán hacerse efectivos en las tiendas que participan en El Buen Fin. Es decir: “lo del agua, al agua”.

En el evento estuvo el responsable regional de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), OSCAR TORRE GÓMEZ, ni más ni menos que el tío del Segundo Síndico del Ayuntamiento de Victoria, LUIS TORRE ALIYÁN, alguien que aspira a la Alcaldía de Victoria.

A propósito, al acto que presidió ORTÍZ DOMINGUEZ llegaron una parvada de diputados locales, cuerpeando a su líder en el Congreso, GERARDO PEÑA FLORES.

En la lista de los bien portados anote a los representantes populares JAVIER GARZA DE COSS, JUANA SÁNCHEZ JIMÉNEZ, JAVIER GARZA FAZ y ALBERTO LARA BAZALDÚA.

De modo que al buen entendedor pocas palabras y por si quedaba duda el propio PEÑA FLORES declaró, a pregunta de reporteros sobre sus aspiraciones futuras, que para el sería un honor servir a sus paisanos. Obvio: desde la Alcaldía.

El que quiera oír que oiga….

AL CIERRE

Es cierto que el comercio organizado sufre pérdidas por la contingencia sanitaria y, en lo específico, las medidas restrictivas que se establecen por parte de la autoridad para evitar contagios de Covid-19.

Aunque habrá que señalar que los grandes “pulpos” de la vendimia no saben lo que es tener bajas en sus ventas; al contario, van al alza. Más porque aprovechan el momento y le suben a ciertos
productos.

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here