AGENDA PÚBLICA

0
64

“OBSOLETA”, LA LEY INTERNA DEL CONGRESO

Por Salvador Leal Luna


Esperemos que con la puesta en marcha hoy por la tarde, del primer periodo ordinario de Sesiones del Tercer Año de Ejercicio legislativo que comprende del primero de octubre al 15 de diciembre de este año, se ponga a consideración reformar y actualizar la Ley sobre la Organización y Funcionamiento Internos del Congreso del Estado de Tamaulipas, debido a que ya se considera más que obsoleta.

Creo que todos los 167 artículos que comprende esta ley, sin duda deben ser actualizados a la brevedad, son ya caducos y más que es una Ley priistas, debido a que después de décadas no tenían un Poder Legislativo de oposición como hoy y que está al mando del Partido Acción Nacional.

Por lo pronto, esta Sexagésima Tercera Legislatura de Tamaulipas, donde la mayoría esta cargo de 20 legisladores panistas, se están rigiendo, trabajando y sobre todo actuando con una ley priista. No ha sido reformada creo desde hace varias legislaturas locales.

En su tiempo, el actual presidente del Congreso, Glafiro Salinas Mendiola, externo a los cuatro vientos que se revisarían a fondo cada una de las 126 leyes vigentes en el Estado, espero que una de ellas sea esta la que ley que rige el funcionamiento interno de este poder legislativo en Tamaulipas. Porque como dice el dicho. “El buen juez por su casa empieza”.

Urgente que sea tomada en cuenta, con el fin de que sea más dinámico el trabajo legislativo. Ya que artículos como el 45 de esta ley que indica que también en 45 días debe de dictaminarse una iniciativa que se haya presentado al pleno por equis legislador o fracción parlamentaria y enviada a comisiones. Pero no, se tienen acciones legislativas congeladas desde hoy; es decir hace dos años, Violando en todo momento una norma, cuando aquí se discuten, se reforman y aprueban leyes.

Veremos que fracción parlamentaria o representante de partido político en esta legislatura le entra a trabajar para actualizar esta Ley que está obsoleta por el lado que se le vea. Ya se necesita una Ley con altura de miras, donde haya más parlamento; es decir más debate entre los diputados y diputadas locales de Tamaulipas.

Por lo tanto, desde este espacio pongo a consideración tres artículos que deben ser estudiados y analizados a fondo, como es el artículo 45, el sexto y 63, inciso (F), estos últimos dos en materia de seguridad interna y externa del poder legislativo.

Creo que el Poder Legislativo de Tamaulipas, debe ser la “CASA DEL PUEBLO”, pero no, esta secuestrada desde la entrada con elementos de seguridad pública armados. Como en el interior se cuenta con un departamento “dizque” de seguridad que vigilan, no sólo a quienes van a visitarlo, sino que violan el derecho de que sea un acceso libre, debido a que se tienen que registrar, donde les piden; según órdenes de un capitán que deben poner la fecha de “defunción” de las y los visitantes al interior del Congreso de Tamaulipas.

Ya que andamos con este tema de seguridad, ese departamento a mi juicio no debe de existir en el Congreso, ya que ellos (los diputados panistas) avalaron poner un Congreso “Libre y Soberano” con ello, se demuestra lo contrario. Porque este equipo de seguridad a cargo de un sujeto que le dicen el “capitán” ni tarde, no perezoso, hizo ingresar a sangrar la nómina del Congreso, porque entraron a ese círculo su cuñado, Rubén Leonel Jaramillo de la Paz, Maximiliano Jaramillo Partida, sobrino y Félix Prieto Pérez, concuño. No se sabe si les practicaron los exámenes correspondientes.

Por eso, digo que al menos estos tres artículos de los 167 con que se compone esta Ley Interna del Congreso deben de cambiar y actualizarse. No se puede seguir trabajando con ellos, son obstáculos para el buen funcionamiento de un poder legislativo como el de Tamaulipas, donde repito eso de Libre y Soberano, sale sobrando en estos momentos.

De entrada, diré que si hay reformas a esa Ley, debe de llamarse sólo, Ley Interna del Congreso del Estado de Tamaulipas. Además debe de contar con un verdadero reglamento, para castigar no sólo a los legisladores, sino a los funcionarios que integran el poder legislativo de Tamaulipas.

Ya se habla en el interior de ese poder legislativo de que se denuncie al jefe del departamento de Seguridad, por nepotismo y abuso de autoridad.

Creo que es una herencia que le dejo, el nuevo funcionario estatal; es decir el ex presidente de la Junta de Coordinación Política, Carlos Alberto García González, al ahora diputado local, Glafiro Salinas Mendiola.

Por hoy es todo.

HASTA LA PRÓXIMA.

Correo Electrónico.

leal6418-14@hotmail.com

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here